Marc Márquez ha sorprendido a sus seguidores en Twitter al anunciar este martes su recaída de los problemas de visión que le vienen afectado, en concreto la diplopía o visión doble por inflamación del nervio óptico. Es el tercer episodio que sufre el piloto del Repsol Honda, que ya se vio afectado por este pronóstico en 2011, en su penúltima temporada en Moto2, y también el año pasado, cuando se accidentó entrenando y tuvo que perderse las dos últimas carreras del Mundial.

El pasado domingo, tras protagonizar un brutal 'highside' en el 'warm up' de MotoGP, los médicos aconsejaron a Marc no disputar el GP de Indonesia. El de Cervera explicó a los micrófonos de DAZN que se encontraba "bien, aunque algo aturdido" y no corrió la carrera.

"Parece que estoy viviendo un déjà vu... Durante el trayecto de vuelta a España, empecé a presentar molestias en mí visión y decidimos visitarnos con el Dr. Sánchez Dalmau quien me confirmó que tengo un nuevo episodio de diplopía", ha advertido este martes Márquez en sus redes sociales.

"Afortunadamente, es menos grave que la lesión que tuve a finales del año pasado. Pero ahora toca descansar y esperar a ver cómo evoluciona la lesión. Como siempre, muchas gracias a todos por vuestro apoyo", concluye Marc.

La diplopía tiene difícil pronóstico. La primera vez Márquez estuvo casi seis meses alejado de los circuitos y llegó a temer seriamente por su carrera deportiva. La lesión que le afectó el año pasado se prolongó durante tres meses. Esta vez, según informa el propio piloto, la previsión de los médicos es que se dilate menos tiempo, aunque tratándose de la vista y no de un hueso no hay plazos en firme.

Paralelamente, Márquez ha visitado al equipo de traumatología del Dr. Samuel Antuña en el Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde le han realizado una revisión médica general para evaluar todas las contusiones provocadas por la caída y una resonancia magnética cerebral que han reconfirmado que no sufre ninguna otra lesión.

El diagnóstico del Dr. Sánchez Dalmau

“La evaluación neuro-oftalmológica realizada al paciente Marc Márquez el pasado lunes tras el traumatismo craneoencefálico que se produjo en el Gran Premio de Indonesia, muestra un nuevo episodio de diplopía causada por una recurrencia de la parálisis del cuarto nervio derecho, con una afectación menor que la que se produjo en la lesión del mes de noviembre de 2021. Tras esta exploración, se ha decidido inicialmente seguir un tratamiento conservador con realización de pruebas médicas periódicas. La próxima semana, Marc Márquez se someterá a una nueva revisión para evaluar la evolución de la lesión y poder pronosticar el periodo estimado de recuperación para volver a la competición”.