Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Renovación

Aprilia confía ciegamente en Aleix Espargaró y Viñales

El veterano piloto de Granollers, de 32 años, la auténtica revelación del Mundial-2022, ve cumplido su sueño de retirarse en la fábrica de Noale | "En un Mundial tan igualado, la estabilidad, la confianza demostrada por Aprilia en mí y en Maverick demuestra que el proyecto se base en una gran familia", señala el mayor de los Espargaró

Aleix Espargaró y Maverick Viñales celebran, al unísono, su renovación por dos años con Aprilia. EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Por fin se ha producido uno de los grandes anuncios que el ‘paddock’ del Mundial de MotoGP estaba esperando desde hace semanas, desde que el veterano piloto catalán Aleix Espargaró consiguió colocar a Aprilia en lo más alto del podio de la categoría reina ¡lo nunca visto! al ganar el Gran Premio de Argentina, en el trazado de Termas de Río Hondo.

La firma de Noale, ganadora de todos los títulos mundiales de velocidad a excepción del de 500cc y /o MotoGP, ha anunciado hoy, en las horas previas a que comenzase el Gran Premio de Italia, en el precioso circuito de Mugello, propiedad de Ferrari, la renovación, al unísono, de sus dos pilotos, los catalanes Aleix Espargaró, de 32 años, y Maverick Viñales, de 27 años, es decir, cinco años más joven que su amigo de Granollers, por las dos próximas temporadas.

Felicidad plena

Massimo Rivola, CEO de Aprilia, y Romano Albesiano, director técnico de un proyecto ganador, que ha ido creciendo a la sombra de Ducati y los grandes fabricantes japoneses, no podían estar ni más contentos ni más orgullosos de, en un momento de zozobra del Mundial, con el anuncio de que Suzuki abandonará las carreras a final de temporada y sus dos pilotos estrellas, Joan Mir, campeón en el 2020, y Àlex Rins se quedarán sin equipo, anunciar que ha renovado a sus dos pilotos por dos años más, hasta el 2025.

“Todos nosotros decimos que tratamos de vivir y trabajar como si fuésemos una gran familia”, señaló Rivola, que bromeó diciendo que Aleix es “si Fernando Alonso”, con quien el de Granollers ha compartido últimamente una campaña de Castrol, “y es por ello que tratamos de demostrar que es así. Por eso estamos tan felices de mantener entre nosotros, en un momento de éxito, que esperemos se alargue por mucho tiempo, a nuestros dos campeones”. “Yo solo puedo decir”, añadió Albesiano, “que Aleix nos lo ha dado todo. Es puro coraje, corazón, pasión, determinación y, además, es tremendamente competitivo y veloz. ¿Qué puedo decir de Maverick?, que es un señor, un joven fantástico y que es un placer trabajar con él, pues suministra buenísima información a nuestros ingenieros. Para nosotros es un placer y, sí, un auténtico reto, trabajar para dos pilotos tan distintos, pero tan competitivos”.

"Por supuesto que podemos ganar el título este año. No creo que, a los 32 años, me vuelva a pasar este tren, así que me agarro a él con fuerza"

decoration

Aleix, a quien sus jefes siempre han llamado ‘capitano’, en un claro reconocimiento a su valía y papel vital en el desarrollo de una moto ganadora, ha mostrado este mediodía, en Mugello, su enorme satisfacción por haber conseguido, al final, el contrato de su vida. “No hay negociaciones fáciles, nunca lo son. A veces hay detalles que cuestan de cuadrar y más esta vez pues, detrás de Aprilia, hay una compañía muy grande, todo el grupo Piaggio. Es evidente que los resultados que hemos conseguido desde que ha empezado el Mundial de este año han ayudado mucho, claro. Y, nada, feliz, espero devolverles esta confianza con más victorias”.

Apuesta firme

El mayor de los Espargaró, que ha bromeado sobre el hecho de que los equipos profesionales de ciclismo, su otra gran pasión y deporte, deberán esperar, al menos, tres años más “aunque Aprilia siempre me da libertad para poder correr alguna carrera con algún equipo profesional”, reconoció que piensa en el título, ¡claro que sí!. “Es factible ganarlo este año. Es muy difícil, pero también lo era ser rápido, ser competitivo, codearte con los mejores, lograr una ‘pole’, subir al podio, ser líderes el domingo, ¡ganar! y lo hemos conseguido, así que el siguiente reto, el único que nos queda ya, sí, claro, el más complicado, es ganar el título, pero es el que tenemos delante y confío muchísimo y sé que hay trenes que pasan una o ninguna vez en tu vida deportiva y, con 32 años, no creo que pase muchas más veces, así que por eso me estoy agarrando a él con todas mis fuerza”.

Aleix Espargaró y Maverick Viñales, en la conferencia de prensa de hoy, en Mugello, donde anunciaron su renovación, por dos años más, por Aprilia. EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Espargaró está convencido de que puede ganar el domino en ‘casa de Ducati’. “De momento, ya no se habla solo de Ducati, ya se habla del duelo Ducati-Aprilia”. Se siente feliz de, en el 2025, cumplir ocho años con Aprilia, como Jorge Lorenzo en Yamaha, solo superados los dos por los 10 años que Marc Márquez cumple, en este 2022, en Honda. “Ya no somos la sorpresa que hemos sido durante los dos últimos años, ya no somos un proyecto, ya no somos una promesa, ya no somos un aspirante, ya somos una realidad, hemos ganado una carrera, podios y estamos pegaditos a los líderes del Mundial”, señala Aleix.

"Aprilia lo tiene todo, todo, para ser la fábrica con la que cumplir mi sueño de niño de ser campeón de MotoGP"

decoration

Ni que decir tiene que Aleix está (casi) tan contento de su renovación por dos años como por la renovación, por esos mismos dos años, de su amigo y compañero Maverick Viñales. “Ahora que la retirada de Suzuki está agitando el mercado, ahora que dicen que un piloto de Ducati quiere irse, que hay movimiento, cuentan, en Honda, la estabilidad es vital para ganar en MotoGP. Las motos son tan iguales y el nivel de los pilotos tan alto, que la estabilidad, la serenidad, la continuidad, la armonía en el seno de un equipo y una fábrica es vital y fundamental para mejorar un proyecto y convertirlo en ganador. Además, yo tengo ya 32 años y Maverick, 27, así que él puede seguir mis pasos”.

Viñales, muy motivado

“Solo puedo decir dos cosas, que es una: estoy muy feliz por Aleix, que se lo merece y estoy muy, muy, muy feliz por seguir en Aprilia”, comentó Maverick Viñales, en efecto, plenamente feliz en la diminuta sala de prensa del inmenso trazado de Mugello. “En un momento de agitación, en un momento de incertidumbre, después de cumplirse el primer tercio de temporada, Aprilia demuestra tener una fe ciega en Aleix y en mi lo que debe de hacernos sentirnos orgullosos por lo hecho, por cómo se trabaja en este equipo, en esta familia y, sobre todo, por lo que supone de confianza en el proyecto y en su gente”.

“Yo solo puedo dar las grandes, reconocer que, desde el primer día que me vestí de Aprilia y me subí a esta moto, me sentí muy cómodo y muy arropado por toda la fábrica y la escudería y, en ese sentido, solo puedo decir que estoy trabajando a fondo para imitar, copiar, los resultados de Aleix y sé que estoy en ese camino”, insistió el de Roses. “Cuando una fábrica logran tantos títulos, todos, o casi todos, como Aprilia, significa que lo tiene todo para ser el lugar ideal para cumplir mi sueño de niño, que no es otro que ser campeón del mundo de MotoGP”, acabó reconociendo Viñales.

Compartir el artículo

stats