Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mundial de MotoGP

Espargaró llama a Quartararo en plena conferencia de prensa

El veterano piloto catalán, que no pudo llegar a tiempo a la conferencia de prensa de Assen, pidió disculpas a todo el mundo a través del móvil de su amigo el 'Diablo'

Fabio Quartararo habla, hoy, en la sala de prensa, con su amigo Aleix Espargaró, que le llamó a su móvil. Milagro / Jesús Robledo

La conferencia de prensa del Gran Premio de los Países Bajos, que se celebra este fin de semana en el popular y mítico trazado de Assen, tuvo una anécdota muy divertida. Bueno, curiosa. Los protagonistas debían ser el campeón Fabio Quartararo (Yamaha), líder del Mundial de MotoGP con 172 puntos, el veterano catalán Aleix Espargaró (Aprilia, 138), segundo del campeonato, y el francés Johann Zarco (Ducati, 111), tercero en estos momentos.

Pero Espargaró tuvo, al parecer, problema de conexión en su viaje y, finalmente, no pudo estar presente en la conferencia de prensa, que se celebró, como suele ser habitual, a las cinco de la tarde. Así que la charla con los medios se inició con Quartararo y Zarco hablando de sus cosas y, sobre todo, con el piloto de Ducati haciendo un elogio tremendo (y real, y cierto, y merecido) de “como Fabio es capaz, pese a su juventud, de llevar el peso de la presión de una manera espectacular, admirable. Yo creo que cualquier otro piloto notaría esa presión y, sin embargo, Fabio no solo es capaz de ganar sino que, cuando en el siguiente gran premio, le dicen que deben de volver a ganar, vuelve a ganar”.

[Consulta la clasificación del Mundial MotoGP]

Y, de pronto, el ‘Diablo’ notó que su móvil o vibraba o sonaba, pese a estar enmudecido y lo sacó de su bolsillo y gritó, bueno, no llegó a gritar, pero alzó la voz de cara al periodista que les estaba entrevistando y dijo “¡ojo! ¡ojo!, que nos llama Aleix”. Y, en efecto, era Aleix Espargaró, no se sabe desde donde, se supone que recién aterrizado en algún aeropuerto, Amsterdam, tal vez, y pidiendo disculpas por su ausencia, anunciando guerra en la carrera del domingo.

Compartir el artículo

stats