Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso del campeón de Honda

Marc Márquez inicia una nueva era en Misano

El piloto de Cervera se ha subido esta mañana (09.45 horas), en el trazado Marco Simoncelli, a su Honda RC213V de MotoGP, tres meses después de haberse operado, por cuarta vez, de su húmero derecho en EEUU

Marc Márquez se ha subido, hoy, a las 09.45 horas, en Misano, a su Honda tras tres meses después de su cuarta operación en el brazo derecho. Emilio Pérez de Rozas

Eran, exactamente, las 09.45 minutos, es decir, 45 minutos después de que se abriese la pista del circuito Marco Simoncelli, en la rivera de Rimini, en Misano, cuando el campeonísimo catalán Marc Márquez, de 29 años, se subía a su Honda RC213V de MotoGP, tres meses después de haber sido intervenido, por cuarta vez, en su brazo, húmero y hombro derecho, en la clínica Mayo, de Rochester, Minnesotta (EEUU), por el doctor español Joaquín Sánchez Sotelo. Antes, sí, habían rodado las Aprilia e, incluso, el ya jubilado Andrea Dovizioso, que hizo una prueba del nuevo casco de la firma Alpinestars.

La jornada de Márquez había empezado muy temprano con ejercicios de activación, acompañado siempre de su asistente José Luis Martínez, que no se separa de él, y, sobre las 09.15 horas, entró en su camión, instalado justo detrás del boxe de Honda, junto al de Pol Espargaró, en el circuito de Misano. Subió un momento Santi Hernández, su ingeniero, también un ratito Alberto Puig, Team Manager del equipo alado y, a continuación, Márquez se vistió para salir a la pista.

Marc Márquez nada más llegar al boxe del equipo Repsol Honda junto a su ingeniero Santi Hernández. Emilio Pérez de Rozas

Sobre las 09.30 horas ya había una nube de fotógrafos y cámaras de TV y video vigilando, frente al boxe del 'team' Repsol Honda, aún cerrado, esperando que el piloto de Cervera (Lleida) hiciese su aparición, cosa que hizo sobre las 09.40. Acto seguido, ya sin saludar a los suyos, pues lleva desde el viernes por la noche en Misano, se sentó en su butaca y conversó poco, muy poco, con Hernández. Se puso inmediatamente el casco, tras repasar unos papeles durante medio minuto y salió a pista, insisto, en medio de una gran expectación mediática.

[Consulta la clasificación del Mundial de MotoGP]

Marc Márquez se ha vuelto a poner hoy su casco de piloto de MotoGP, en Misano, a los tres meses de ser operado en EEUU. Emilio Pérez de Rozas

Márquez se detuvo en su boxe tras dar seis vueltas al circuito de Misano, unos 21 kilómetros, regresó al taller de su equipo y estuvo compartiendo conversación, sensaciones y análisis de la situación con su ingeniero y, muy especialmente, con sus telemétricos, entre los que está, en esta ocasión, el hombre que le ayudó a ganar su título mundial de Moto2, Gerold Bucher, que suele ser el técnico del alemán Stefan Bradl, piloto probador de Honda, pero que ha venido a Misano a reforzar el equipo técnico de Honda en estos dos días de test.

[Consulta el calendario del MotoGP]

Pocos minutos después, MM93 volvió a salir a la pista, en la que se cruzó un par de veces con el que fuese su compañero en Honda, Dani Pedrosa, que está probando la futura KTM del 2023, así como con el resto de pilotos de la parrilla de MotoGP, por descontado el líder del Mundial y campeón del mundo, el francés Fabio Quartararo (Yamaha), y sus dos perseguidores, el italiano 'Pecco' Bagnaia (Ducati) y el catalán Aleix Espargaro (Aprilia), que, al cierre de esta información, lideraba la tabla de tiempos, cosa poco importante en dos jornadas donde pilotos, equipos y fábricas lo único que se proponen es probar material para el sprint final del actual campeonato (restan seis carreras) y la preparación de la moto del año que viene.

Compartir el artículo

stats