Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doble choque del campeón

Márquez: "Me duele el alma por Fabio, que se está jugando el título"

El ocho veces campeón del mundo lamenta que el líder del Mundial no pudiese evitarle en la primera vuelta del GP de Aragón cuando él tuvo que frenar para no chocar con Bastianini y Espargaró

Marc Márquez comenta, en Motorland, su accidente de hoy con Fabio Quartararo. EMILIO PÉREZ DE ROZAS

El Gran Premio de Aragón, al margen de haber estado marcado por el triunfo de Enea Bastianini (Ducati) sobre su compañero de marca ‘Pecco’ Bagnaia, en un adelantamiento de última vuelta, quedará en la historia como el día que Marc Márquez (Honda), que reaparecía tras 112 días de inactividad (su último GP fue el de Mugello), chocaba dos veces, sin querer, sin pretenderlo y sin ser culpa suya.

En la primera le ha embestido, sin querer, Fabio Quartararo (Yamaha), que no pudo evitarle y se cayó e, inmediatamente, la rueda trasera de la Honda de MM93 quedó bloqueada cuando el catalán activó el dispositivo de la suspensión trasera, desequilibrando al ocho veces campeón del mundo, que chocó con su compañero de marca, Takaaki Nakagami, provocando una caída muy fea, que no supuso lesión seria alguna para el piloto japonés.

El lamento de Márquez

Me duele el alma por todo lo que ha ocurrido, sobre todo me sabe muy mal por Fabio (Quartararo), que se está jugando el Mundial, pero ha sido y así lo ha interpretado también él, cosa que le agradezco, un lance de carrera”, comentó Márquez nada más acabar la carrera. Es más, el piloto de Cervera (Lleida) tuvo que salir al paso (cosa de las redes sociales) por las críticas que le llegaron donde insinuaban que pretendió tirar a Nakagami en la recta. “Parece mentira que la gente diga esas cosas. Yo jamás haría eso. Es una locura pensar así. La rueda trasera de mi moto se bloqueó cuando accioné el sistema de suspensión debido a que tenía una pieza del carenado de Fabio metida en la suspensión. La moto se fue hacia la izquierda y ‘Naka’ chocó conmigo. Eso fue lo que ocurrió”.

Márquez explicó que “todos salimos muy rápidos y todos queremos colocarnos lo mejor posible en las primeras curvas. Esa curva 3 de Motorland siempre es conflictiva. Enea (Bastianini) y Aleix (Espargaró) casi chocan al trazarla y yo he soltado el gas, mi rueda trasera ha derrapado un poco y Fabio, que iba pegadísimo a mí para tratar de superarme en la siguiente curva, no ha podido evitarme y ha chocado conmigo, con tan mala suerte de que se ha ido al suelo”.

"Sé lo duro que es, porque también me ha ocurrido a mi, que te sucedan estas cosas cuando te estás jugando el Mundial"

decoration

“Lo que ha ocurrido, luego, con Nakagami sí ha sido peligroso, pues cuando mi moto se ha bloqueado, ha hecho un gesto muy raro. Se podía haber ido hacia la derecha y no hubiese pasado nada, pero se ha ido hacia la izquierda y pasaba Takaaki, que tampoco ha podido evitarme. Esa caída sí ha sido fea, pero también sé que no tiene nada grave. Cuando se producen caídas por problemas técnicos de la moto, no puedes hacer nada y son las peores pues te sorprenden”.

Ánimos a Fabio

“Repito, me sabe muy mal por mis dos compañeros, por los dos, aunque sé que están bien, pero, lógicamente, me sabe peor por Fabio, que se está jugando el Mundial y sé lo que es estar en esa situación, perder una carrera, ceder 25 puntos con un toque con un piloto, ya que me ha sucedido varias veces. Es el riesgo de las primeras vueltas, es el riesgo de salir desde atrás y todo se acumula. Suele ocurrir”, insistió el líder del ‘team’ Repsol Honda.

En ese sentido, cuando le comentamos a Marc que, minutos antes, Fabio no le había culpado de su caída, se alegró. “Es que es así, él iba muy pegado a mí, lógicamente quería aprovechar los primeros lances de carrera para adelantarme y no ha podido driblarme. Solo espero que Fabio mantenga este espíritu de lucha hasta el final del Mundial, pues ahora vienen carreras, lejos de Europa, en Japón, Tailandia, Australia y Malasia, donde puede llover y ocurrir muchas cosas y él sigue siendo un sólido líder”.

Quartararo se fue al suelo dos veces en dos minutos: chocó con Márquez y, cuando un comisario lo devolvía a su boxe, chocó con otro scooter en el vial

decoration

Márquez, que lamentó no haber podido cumplir su sueño, bueno, su deseo, su plan “de acabar la carrera, no importaba la posición”, celebraba no haberse caído en los dos lances de carrera y, sobre todo, “haber guardado fuerzas para Japón, el próximo domingo”. Eso sí, considera que Ducati hace bien en dejar plena libertad a sus pilotos para poder correr “pues Enea (Bastianini), que será un duro rival el próximo año pues ha aprendido a hacer buenos viernes y sábado, cosa que no hacía antes, tiene aún posibilidades de aspirar al título”.

Fabio, un señor

Previamente a las declaraciones de Márquez, Quartararo acudió a la sala de prensa, visiblemente afectado por la doble caída, sí, sí, doble caída, sufrida en pocos minutos. “Me he caído al chocar con Marc pero es que, después, cuando un comisario me llevaba a mi boxe por el vial de la pista, ha mirado un segundo hacia atrás, no sé para qué, con tan mala suerte que hemos chocado contra otro scooter de frente. Todo lo que tengo, eso sí, me lo he hecho en el accidente con Marc”.

Y, sobre el accidente con Marc, el ‘Diablo’ explicó que “casi no lo puedo contar, bueno, no lo puedo contar, no, pues ni lo he visto, ni me acuerdo. La moto de Marc ha derrapado algo, yo iba muy pegado a él y he chocado. Luego, se ha producido la historia con el comisario y el scooter que ya es demasiado, la verdad. Lo de Marc ha sido, sí, un lance de carrera, pero jode un montón”.

Respecto al Mundial, ahora que tiene a ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati) cada vez más cerca (a 10 puntos y a Aleix Espargaró, a 17), Quartararo está animado y no piensa tirar la toalla. “Hoy, al menos, me he llevado una alegría con la victoria de Enea (Bastianini), que me ha dado la única alegría del día”.

Compartir el artículo

stats