Más de 2.200 clientes europeos ya han encargado un nuevo Ford Mustang desde que el icónico modelo comenzó a estar disponible para reservas a principios de año. Un modelo que, en su versión 5.0 de 8 cilindros en V, se presenta como el más rápido de la gama de producción en serie, gracias a una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

El Mustang, a la venta en Europa por primera vez en los 50 años de historia del modelo, está disponible además de con el espectacular V8 de 421 cv y 530 Nm de par, con el eficiente motor Ecoboost 2.3 litros de 317 cv y 432 Nm de par.

En su configuración fastback V8 con cambio manual de seis velocidades alcanza los 100 km/h en 4.8 segundos, más rápido que cualquier otro modelo de la firma del óvalo en Europa desde el lanzamiento del Ford GT en 2005. El 2.3 litros EcoBoost con cambio manual alcanza los 100 km/h en 5.8 segundos.

Paquete de Rendimiento

Estos potenciados Mustang cuentan con el apoyo de un "Paquete de Rendimiento", estándar en Europa, que mejora los frenos y la refrigeración para la conducción a alta velocidad. Un chasis sofisticado y tecnologías avanzados ayudan a optimizar de manera notable las dinámicas de conducción.

Los modos de conducción personalizados se controlan mediante unos mandos en la consola central y ajustan el control estabilidad electrónico AdvanceTrac, la respuesta de, los patrones de cambio automático de velocidad y el giro para ajustarse a las configuraciones Normal, Sport+, o Nieve/mojado. La dirección asistida eléctrica configurable permite a los conductores configurar el peso y respuesta del volante en las opciones Normal, Confort o Deportivo.

Las primeras unidades del nuevo Mustang llegarán al mercado europeo a prtir del mes de julio.