Dentro de unas semanas, la Dirección General de Tráfico (DGT) reformará la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Con ello se eliminará el margen de 20 km/h para superar la velocidad máxima cuando se adelanta en carreteras convencionalesRebasar ese umbral acarreará una multa de 100 euros —sin pérdida de puntos—, siempre que el conductor no exceda en más de 20 km/h el límite de las vías convencionales con máximos superiores a 50 km/h.

Algunos medios especializados en conducción se han opuesto a la medida. Arguyen que conservar ese margen de 20km/h es la opción más segura. El medio Diariomotor opina que la DGT pretende "mantener la coherencia de los límites de velocidad en carreteras convencionales" y evitar que hayan excepciones que permitan sobrepasar "los límites de la vía".

Partidarios y detractores

El margen que fija la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial se estableció porque fortalece la seguridad de los adelantamientos. En el momento de rezagar un vehículo, ese umbral de 20 km/h permite sobrepasarlo con mayor celeridad, ocupar el carril opuesto menos tiempo y, de ese modo, disminuir el peligro de toparse con un turismo en dirección contraria.

Las velocidades máximas fijadas para las carreteras convencionales, excepto travesías, podrán ser rebasadas en 20 km/h por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquellas

El Proyecto de Ley presentado en el Congreso para borrar el apartado 4 de la ley explicaba que la eliminación del margen "es el último aspecto importante que queda para que la adecuación de los límites de velocidad en las carreteras convencionales sea real".

"La supresión de esta medida, que ya había sido eliminada en el resto de países de la Unión Europea, refuerza el mensaje de que la maniobra de adelantamiento conlleva un riesgo de colisión frontal", agregaba el Consejo de Ministros.

Aprobación de la reforma

El Proyecto de Ley lo aprobó el Consejo de Ministros el 16 de marzo de 2021. Se cree que entrará en vigor en las próximas semanas, tras su ratificación en las Cortes y su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Después del proceso de presentación de enmiendas al articulado, el proyecto está pendiente de ser aceptado por el Congreso, algo que sucederá tras la pausa parlamentaria vacacional.

La entrada en vigor de la medida ocurrirá el día siguiente a la publicación en el BOE de la reforma de la ley sobre tráfico.