Toyota cuenta con uno de los compactos deportivos más populares del momento, el GR Yaris, un coche que vive mejor en los circuitos que en el asfalto. Sin embargo, no es el coche más práctico y su precio lo aleja del gran público. Es por eso que la compañía japonesa ha creado el nuevo acabado GR Sport, visto antes en el Corolla, el C-HR y el Hilux, para su utilitario, una versión con elementos estéticos que acentúan su deportividad y ajustes para depurar su dinamismo, sin llegar al nivel extremo del GR Yaris.

La propuesta, de hecho, es muy diferente a la de la variante más extrema del modelo, basada en una plataforma que combina el frontal de la del Yaris y la zaga de la del Corolla. Este Yaris GR Sport es, únicamente, un acabado sobre el modelo estándar del utilitario. Su motorización, de hecho, no cambia, y se ofrecerá únicamente con un propulsor híbrido Dynamic Force de 116 CV de potencia y cambio automático.

Los cambios son mayoritariamente estéticos, para ganar espíritu racing, con elementos como las llantas de 18 pulgadas con segmentos en rojo, el diseño de panal de abeja con el logotipo GR en la parrilla y el añadido de un difusor trasero con una salida de escape. Estará disponible en los colores Blanco Classic, Negro Azabache y Rojo Emoción, presentes en el GR Yaris, y en Gris Ascari por su popularidad en el Corolla GR Sport. En el interior, el logotipo GR aparece en el volante de cuero perforado y en los asientos, que serán deportivos con tapicería de tela. Se añaden además costuras de contraste en color rojo.

Mejoras dinámicas

Para dotarle de actitud además de imagen, Toyota ha trabajado sobre la suspensión, la dirección y la carrocería. En el primer caso, las suspensiones de ambos ejes se han revisado para reaccionar más rápido y ganar confort, al tiempo que mejoran la respuesta de la dirección. En el eje trasero se han ajustado para eliminar el balanceo y así ganar estabilidad. 

En cuanto a la dirección, la dirección asistida se ha actualizado para mejorar su precisión y la respuesta. Finalmente, Toyota ha incluido refuerzos adicionales bajo el chasis del coche para mejorar su rigidez, hecho que le otorga todavía más estabilidad. La firma japonesa promete una mejora aerodinámica gracias a los revestimientos adicionales del interior de los pasos de rueda.

De serie, el GR Sport llegará con luces LED, cristales oscurecidos, entrada y arranque sin llave, pantalla táctil de ocho pulgadas, compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto y con los sistemas de seguridad incluidos en el Toyota Safety Sense. Toyota ofrecerá un paquete opcional GR Sport Plus que añadirá carrocería bitono, asientos tapizados en Alcantara, cargador inalámbrico y pantalla táctil de nueve pulgadas. 

El Toyota Yaris GR Sport está disponible en España desde 19.950 euros, 21.700 euros en caso de optar por el paquete GR Sport Plus.