Los diseñadores de la falla municipal, en la Quinta Avenida

-