La huelga contra la reforma de las pensiones paraliza Francia