El Cristo no embarcará hasta el “lluent”

-