La Navidad ya casi ha llegado y con ella multitud de episodios de indigestión provocados por el exceso de comida, el exceso de relaciones sociales e incluso el exceso de música navideña. Para al menos aliviar los síntomas de esto último, aquí os proponemos unas cuantas cucharadas de bicarbonato melódico que, pese a su innegable espíritu navideño, os permitirá poder mirarle a la cara al altavoz sin que os muráis de vergüenza.

Darlene Love- Christmas (Baby please como home)

La tradición de Navidades pop, e incluso rock, estadounidense es muy anterior a la década de los 60, pero es en el año 1963 cuando se publica el disco de música navideña moderna por antonomasia. Phil Spector reunió a lo mejorcito de su factoría (artistas como las Ronettes, Bob B. Soxx y las Crystals o músicos y productores como Jack Nitzsche, Louis Blackburn, Sonny Bono Steve Douglas) para interpretar algunos clásicos y producciones de nueva cuña. Una maravilla que tenía como buque insignia el "Christmas (Baby Please Come Home)" que Ellie Greenwich y Jeff Barry compusieron para Darlene Love. El disco sólo tenía un problema que acabó siendo fatal y lo convirtió en un bluff comercial: se publicó el 22 de noviembre de 1963. Sí, el mismo día en el que Lee Harvey Oswald se cargó al presidente Kennedy. Por primera vez en su exitosa carrera, Spector no vendió ni una escoba. En este vídeo podéis escuchar a Darlene cumpliendo la tradición navideña de cantar el temazo en cuestión en el programa de David Letterman, algo que lleva haciendo desde 1986.

The Ronettes- Frosty the Snowman

Otro himno del "A Christmas Gift for You", en este caso a cargo de las Ronettes (el ojito derecho de Phil Spector, y no sólo ojito musical), es "Frosty the Snowman", una composición de 1950 que ya fue éxito con Gene Autrey y que cuenta la historia de un muñeco de nieve que vuelve a la vida y tal. Realmente, no habla de la Navidad, pero da igual porque lo importante es el espíritu. Por cierto, esta canción suena especialmente bien de fondo en esa escena de "Uno de los nuestros", de Martin Scorsesse, en la que los "Godfellas" celebran el asalto millonario a un avión de Lufthansa, escena basada en hecho reales ocurridos un 11 de diciembre de 1978.

Twisted Sister- I saw mommy kissing Santa Claus

Este tema también lo grabaron las Ronettes, pero para no repetirnos hemos elegido la versión grotesca de Twisted Sister. Escuchar y, sobre todo, ver a Dee Snider cantando temas navideños nos hace reconciliarnos con una parte de la humanidad. La canción cuenta la historia de un niño chivato que le cuenta a su padre que ha visto a la mamá rascándole debajo de la barba a Papa Noel (que, supuestamente, era el padre... Supuestamente). El primero en cantar esta canción fue Jimmy Boyd y, créanlo o no, fue un escándalo, al menos en Boston, donde los católicos locales (que no son pocos) exigieron su prohibición por mezclar la fiesta de cumpleaños de Jesús con los asuntos extramaritales.

Ramones- Merry Christmas (I don´t want to fight tonigt)

Sabido es que los Ramones tenían en un pedestal a los grupos de chicas de los años 60 y a las producciones de Phil Spector en general. Otra cosa es conocer personalmente a Phil Spector, convencerle de que te produzca un álbum y que acabe persiguiéndote con una pistola por todo el estudio. En 1989 grabaron esta maravilla que podría haber pasado como una más en aquel mítico "A Christmas gift to you" si los Ramones hubieran nacido unas décadas antes y fueran un poco más guapos. La canción habla de no pegarse con la pareja en Navidad y el vídeo es el típico de los Ramones en los que aparece mucha gente haciendo cosas. La última imagen del vídeo con un Papa Noel perjudicado echando el jo jo jo por el water resume a la perfección lo que debe ser una buena Navidad ramoniana.

Lemmy Kilmister, Dave Grohl y Billy F. Gibbons- Run Rudolph Run

Siguiendo la estela de Tamla Motown, Stax o Atlantic, también la Chess Records quiso aprovechar el filón navideño para vender singles y Long Plays. Así que echaron mano de su estrella más rockandrolera, Chuck Berry, para publicar "Run, Rudolph, Run". La composición no corrió a cargo del caradeviejo Chuck sino de Johnny Marks, un especialista en rockerismos navideños, pero éste se basó en el fraseo del mítico "Johnny B. Good", compuesto ese mismo año por Chuck Berry, para componer la canción. Así todo quedaba en casa. Aquí, en vez de escuchar la versión original, tenemos la que cantó el gigante Lemmy Kilmister a pollo en garganta desatado, acompañado de Dave Grohl y Billy Gibbons, de los ZZ Top. Canelita.

Clarence Carter- Back door Santa

Clarence Carter era un ciego sabrosón que entre 1968 y 1970 grabó cuatro LP para Atlantic Records que ya tendríais que tener tatuados en vuestros antebrazos marineros. Entre las joyitas que dejó está este "Back door Santa", honra y prez del navidismo soulero que machaca cualquier cursilada habitual en estas fechas tan señaladas. "Me llaman el Santa de la puerta trasera/ Hago mi recorrido cuando acaba el día/ Y hago feliz a las chicas/ Mientras los chicos están jugando fuera/No soy como el viejo San Nicolás/ Que sólo viene una vez al año / Cariño, yo vengo con mis regalitos/ Cada vez que tu me llamas". Y toda la canción en ese plan. Los Black Crowes hicieron una versión tremenda y los Run-DMC samplearon el fraseo metálico en su no menos míticamente navideño "Christmas in Hollis".

James Brown- Souful Christmas

Os propongo un axioma kantiano: es difícil poder molar más que James Brown, así que si James Brown tiene canciones sobre la Navidad, es porque la Navidad mola. Y James Brown tiene muchas canciones sobre la Navidad, algunas al viejo estilo crooner de Frank Sinatra o Dean Martin, otras con toques reivindicativos (y numerosas referencias a sí mismo, algo habitual tratándose de James Brown), y todas con ese toque funk que le hacía único.

The Greedies-A merry jingle

Otra demostración que la Navidad puede molar si la actitud es la correcta. Phil Lynnot, el extraño irlandés anegrado que comandaba con su bajo los Thin Lizzy, quiso explorar el incipiente mundo del punk británico durante el tiempo en el que su banda se mantuvo en barbecho y empezó a alternar con gente de los Sex Pistols, los Damned o los Boomtown Rats. Con algunos de sus compañeros de Thin Lizzy y con Steve Jones y Paul Cook de los Pistols, Lynnot comandó a los Greedies (que es como se llamó la efímera banda resultante) para grabar un EP navideño en la que aparece esta canción tan simplona como adictiva (ojo, que tiene dos baterías, eh). Eso fue en el año 1978. El día de Navidad de 1985 Phil fue encontrado por su madre en la habitación de la casa familiar tumbado por una sobredosis de heroína. Murió el 4 de enero de 1986.

Slade- Merry Christmas Everybody

Votada como la más popular de las canciones navideñas inglesas (de rock'n'roll suponemos) realmente se trata de un collage de canciones incompletas que los Slade habían ido desechando. La canción es un canto glamero al optimismo lleno de escenas navideñas cotidianas, y la interpretan cinco tipos "hardmods" casi skinescos que decidieron subirse sobre plataformas y enfundarse ropas llenas de lentejuelas para triunfar. Y vive Dios que lo consiguieron. En sólo una semana vendieron 500.000 copias del single y la canción entró directamente en el número 1 de las listas de éxitos, cosa que los últimos que lograron algo así antes que ellos fueron unos tales Beatles con el "Get Back". Un milagro navideño.

The Sonics- Santa Claus

¿Qué, los héroes garajeros por antonomasia haciendo música navideña? ¿Cuando este mundo se fue al carajo? Pues fue en el año 1966, pero no preocuparse: en la cara A del single donde podéis escuchar este "Santa Claus" (al cual el cantante le pide una coche nuevo, una guitarra twanguera, una chica guapa y mucho dinero) aparece un tema que invita a no creer en la Navidad. Todo en orden, pues. Realmente, el repertorio garajero, surfero y serie B norteamericano tiene auténticas joyitas dedicadas navideñas, dónde las campanitas y los buenos deseos se convierten en guitarreos fuzz y ganas de jarana.

Bing Crosby y David Bowie- Little Drummer Boy

Hubiéramos puesto la de Rapahel o incluso la que hace unos pocos años grabaron los Bad Religion pero hemos elegido esta de Bing Crosby y David Bowie no sólo porque ambos dos la cantan de maravilla, sino porque el vídeo nos parece una marcianada. Se trata del típico programa navideño de Bing Crosby (recordemos que su versión del "Silent Night" es la tercera canción más vendida de la historia) en el que de repente aparece David con las luces largas puestas y canta con él este clásico. Eso sí, como la historia del tamborilero no parece que le acabe de interesar demasiado, Bowie interpreta otro tema ("Peace on earth") mientras Crosby le acompaña diciendo "porropompom, porropompom. "Hice aquello porque sabía que a mi madre le iba a gustar", reconoció David tiempo después. Por cierto, que el viejo Bing murió unos días después de grabar esta actuación, que se emitió en Navidad con el cantante ya muerto y enterrado. En plan el Cid pero en navideño.

Elvis Presley-Blue Christmas

"Esta es mi canción navideña favorita de las muchas que he grabado", asegura el Rey enfundando en cuero negro antes de atacar en acústico esta barbaridad en el Comeback Special de 1968. Lo cierto es que Elvis grabó un buen puñado de canciones navideñas, y al menos dos LP, el primero de los cuales ("Elvis Christmas Album", de 1957) vino envuelto en polémica por incluir una versión del mítico "White Christmas" que a su autor, el no menos mítico Irving Berlin, le pareció grotesca y paródica. La cuestión es que Berlin intentó que el disco se prohibiera y que las emisoras no emitieran el tema grabado por Elvis, pero el intento de boicot no funcionó y el viejo Irving se tuvo que quedar en casa ingresando miles y miles de dólares por los derechos de autor. Pobrecito.