17 de mayo de 2012
17.05.2012
Entrevista a María Zamora

"Valencia está culturalmente derrotada, y esto asusta bastante"

María Zamora es el ejemplo perfecto de que la crisis no puede con el talento y el empuje. Es actriz por vocación y el último Premio Crisálida de AAPV

19.05.2012 | 03:20

El teatro, como casi todo en la Valencia, anda hecho unos zorros. La producción, ojo, no el talento. Si hablamos de interpretación, María Zamora, último Premi Crisàlida a la mejor actriz revelación de Actors i Actrius Professionals Valencians, es un magnífico ejemplo de aquí falta de todo, excepto materia prima. Tampoco ilusión, por supuesto; especialmente, si es la juventud quien anda entre cajas. Y la joven María Zamora desborda entusiasmo cuando habla de lo suyo, aunque tampoco disimula después de observar el patio: «En general, culturalmente, Valencia está muy mal, está derrotada. Y esto asusta bastante, porque he elegido este modo de vida...». Asusta, pero ni por asomo paraliza: «Yo a lo único que aspiro es a poder vivir de mi trabajo». Y en eso está.

En eso está María Zamora desde que acabó la carrera en 2009: «Primero, tuve la suerte de hacer tres capitulares para L´Alqueria Blanca. Estando ahí, me llamaron de El Terrat, de Barcelona, para grabar un piloto de una serie nueva, que al final no prosperó. Volví a Valencia y empecé a trabajar con mi compañía (CanallaCo Teatre), dando clases de teatro a niños... Hasta que, el año pasado, Oscura Teatre me llamó para hacer Niño muerto vestido de payaso en el festival Russafa Escènica, que fue un superexitazo, y después el queso [Canciones y amor con queso (para tomar aquí o para llevar)]. Hasta hoy».

Hasta hoy mismo, viernes 18 de mayo. A las ocho y media, María Zamora vuelve a subirse a un escenario (Sala Zircó). Ahora, con After Eight, de la compañía Sala Equis (antes, Cancrena Teatre).

¿De dónde viene María Zamora y de dónde la vocación?
Todo de familia. Mi bisabuelo era músico, y mis iaios y mi padre, actores aficionados. Yo empecé en Nador Teatre, de la Falla Nador-Milagrosa, y en el cole. Ahí empecé. Luego, cuando me hice mayor y llegó el tiempo de estudiar, fue mi madre la que me dijo que el arte dramático era lo mío. Recuerdo que le pregunté si eso era una carrera de verdad... Y luego, cuando entré en la Escuela del Actor, me di cuenta de que sí, que no era tan fácil como yo pensaba. Es una profesión difícil, pero muy agradecida..., en algunos momentos.

Los padres tiemblan si un hijo les dice que quiere ser artista...
Desde luego. Pero yo estaba perdida y fue mi madre la que me dijo que lo mío no era hincar los codos, sino el arte dramático. Ella me impulsó.

¿Cree que hoy también la habría animado?
Sí, creo que sí. Yo me siento bastante afortunada en este sentido, porque mi familia siempre me ha apoyado. Valoran mucho lo que hago, han venido a todas las obras de teatro más de una y de dos veces... Reconozco que esto es difícil, que, tal y como están las cosas, los padres prefieran que sus hijos se decanten por algo seguro. Pero los míos siempre me han animado y apoyado.

Los comienzos de los comienzos habrán sido duros...
Sí, durante los años de carrera tuve que trabajar. De secretaria en una clínica, de animadora de nanos...

¿Y ahora ya compensa?
¡No, en absoluto! Afortunadamente, tengo a mis padres, pero, por otro lado, todavía vivo con ellos porque no puedo mantenerme a mí misma. Es muy difícil vivir de esto, y más en los tiempos que corren.

¿Se ve fuera de Valencia?
Pues me gustaría bastante, pero mi situación económica no me permite irme.

Hay coge el hatillo y se va...
Sí, te lo planteas, pero tendría que ir a Barcelona o Madrid, buscar un trabaj0... Tiempo y energía que me impediría hacer cursos, entrar en un montaje al ciento por ciento... ¡Un ole para quien lo hace!, pero yo creo que necesitaría un trabajo a media jornada, y, tal y como está todo, no creo que eso diera para vivir, pagarte los cursos y dedicar el resto del tiempo al teatro.

¿Qué le da el teatro?
Lo adoro. No me verás en otro sitio que no sea un escenario. Me encanta salir a las diez para ensayar, empalmar un ensayo con otro, volver a las ni se sabe... Subir con los compañeros a un escenario para hacer lo que quieres no tiene precio.

¿Cree que, en general, en Valencia se valora su trabajo?
Aquí las compañías, los teatros, los actores... tienen su propio público, pero, en general, es cierto que cualquiera que se plantee qué hacer un fin de semana siempre elegirá ir al cine o a tomar una copa antes que al teatro. Para la gente que no forma parte de este mundo no existe la acción de ir al teatro, van porque tienen un amigo, un conocido..., pero no porque tengan el hábito de ir una o dos veces al mes.

¿De quién es la culpa?
Ahí me pillas. La sociedad, nosotros, el que no se apuesta por la cultura. Yo entiendo que ahora la gente prefiera coger 10 euros e ir al súper a comprar comida antes que al teatro. Pero también creo que en Valencia no hay cultura teatral. De hecho, esto no pasa en Barcelona o en Madrid, donde hay muchísimas salas alternativas y con programaciones estupendas. Aquí tenemos cuatro salas mal contadas y las de Teatres, donde es prácticamente imposible meter la cabeza. Igual lo que pasa es que se confunden las cosas y se trata a la cultura como si fuera ocio.

La política de subvenciones...
Yo no creo en la política.

¿Ni en la política cultural?
¡Aaaaag, política! Me parece fea, porque están quitando oportunidades a los actores valencianos.

¿Hay miedo a programar ciertas cosas, a significarse...?
No, no creo. Lo que no hay es dinero para hacer una programación cultural como Dios manda en esta ciudad. El miedo..., si es un buen producto, te da igual, pero si no tienes dinero... Yo llevo tiempo trabajando más que nada por amor al arte, pero tampoco tengo una hipoteca, no pago alquiler, no tengo coche... No tengo nada, prácticamente. Ahora, actores mayores que yo están, los pobres, pasándolo muy mal, porque ellos sí tienen hipotecas que pagar, tienen hijos... Yo vivo con mis padres, pero también es verdad que ya tengo una edad en la que me planteo que quiero tener mi propia vida, y tal y como están las cosas...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Juegos online - Crucigrama
Enlaces recomendados: Premios Cine