El Festival de Jazz del Palau de la Música alcanza la mayoría de edad ampliando el número de conciertos respecto a su edición de 2013 (entonces fueron ocho y este año son once) y centrando su programación en el género que le da nombre, sin incorporar artistas de otras disciplinas musicales, aunque con varios espectáculos en los que la fusión jugará un papel protagonista. En tiempos de crisis, el Seagram´s Gin XVIII Jazz Festival mantiene el tipo sin lucir grandes estrellas en el cartel (quizá el de Avishai Cohen sea el nombre de mayor peso), pero garantizando al aficionado su cita anual con un estilo que durante la temporada de invierno se refugia en pequeños locales como el Jimmy Glass o el Café Mercedes.

Curiosamente, y coincidiendo con la propuesta del Palau, también el Museo de Bellas Artes San Pío V ha puesto en marcha este mes una modesta programación jazzística, centrada en artistas valencianos.

El programa

La programación del festival se abre con el tradicional concierto gratuito en los jardines del Palau de la Música, que este año estará protagonizado por el cubano Chuchito Valdés. El pianista presentará su último disco, La senda de los elefantes, donde sigue el camino trazado previamente por su abuelo Bebo y su padre Chucho, pero introduciendo otras sonoridades que caracterizan el jazz latino del siglo XXI. Entre ellas, el hip hop.

Con composiciones de Chopin como eje, los también pianistas Judith Jáuregui & Pepe Rivero, acompañados por un contrabajo y un batería, presentarán un espectáculo de fusión en el que confluyen la pulsión española y la cubana (o la europea y la latina), interpretando en clave clásica y de jazz latino una selección de estudios, valses y preludios.

Cuba también será protagonista en el concierto del bajista camerunés Richard Bona, que actuará acompañado de Mandekan Cubano, un grupo integrado por cinco veteranos de la escena musical latina de Nueva York: Michael Rodriguez (trompeta), Ozzie Melendez (trombón), los venezolanos Luisito Quintero y Roberto Quintero (percusión) y Osmany Paredes (piano).

El contrabajista Avishai Cohen regresa tras cosechar un importante éxito en el festival hace cuatro años. Se presentará con su trío habitual y aprovechará para estrenar los temas de Almah, el disco que publicó en 2013. Descubierto por Chick Corea, en sus inicios tocó con algunas bandas de jazz latino, lo que facilitó que el pianista panameño Danilo Pérez lo llamara para formar parte de su grupo.

Y Pérez es, precisamente, otro de los músicos que forman parte del programa. Visita Valencia acompañado por John Patitucci (contrabajo) y Brian Blade (batería), presentando su proyecto Children of the Light Trio, en el que ha tomado como inspiración a su mentor, Wayne Shorter.

La lista de grupos que actúan en el festival se completa con la Preservation Hall Jazz Band, que toma su nombre del Preservation Hall, un local ubicado en el French Quarter de Nueva Orleans. De ahí que se distingan por interpretar el jazz tradicional de la ciudad. Su origen se remonta a inicios de la década de los sesenta, y aunque desde entonces ha habido diversos cambios en la formación, siempre se han mantenido fieles al mismo sonido.

Trío de solistas

En el apartado de solistas, la terna seleccionada incluye a la vocalista Cécile McLorin Salvant, de quien Wynton Marsalis ha dicho que «tiene elegancia, alma, humor, sensualidad, poder, virtuosismo, rango, inteligencia, profundidad y gracia». Nacida en Miami, de madre francesa y padre haitiano, estudió música clásica antes de introducirse en el jazz, y presenta su disco debut, Woman child. Entre sus credenciales, su triunfo en la Thelonious Monk International Jazz Competition de 2010.

Más veterano es Freddy Cole, a quien delata su apellido. Es, ni más menos, que el hermano de Nat ´King´ Cole, y su concierto está concebido como un homenaje a su inmortal repertorio. Considerado como uno de los pocos grandes y genuinos cantantes de jazz en activo, dará un toque clásico al festival.

El trío de vocalistas se completa con Stacey Kent, que trae bajo el brazo el disco The changing lights (2013), último eslabón de una carrera iniciada en 1997, cuando la cantante de Nueva Jersey publicó Close your eyes. Desde entonces, ha protagonizado una trayectoria ascendente que le valió para recibir en 2009 la Ordre des Arts et des Lettres, condecoración del gobierno francés en reconocimiento a su contribución a las artes.

Presencia valenciana

El cartel se cierra con un par de nombres valencianos. Por un lado, Naima, trío que, según sus propias palabras, «explora el territorio comprendido entre el jazz, la pasión mediterránea y las músicas populares de los últimos años», y cuyas aproximaciones a temas de Pixies, The Smiths, Elliott Smith o Depeche Mode les ponen en la órbita de The Bad Plus. Su último disco, A trio conspiracy, apareció en 2013.

Tampoco falta este año el concierto de Sedajazz, esta vez bajo el nombre de Orquestra À Base de Sopro. Actuarán junto a la cantante Thaïs Morell en un espectáculo planteado con el único objetivo de disfrutar de la riqueza musical de Brasil y hacerla accesible para el público.

Una cita con el jazz que va camino de cumplir dos décadas, todo un récord para una iniciativa cultural en Valencia.

Palau de la Música.

Del 28 de junio al 15 de julio.

Web: http://bit.ly/1wlF3yC