No es la primera vez que un chef británico Jamie Oliver se lanza a versionar un plato tradicional español, pero nunca antes una receta había encendido tanto a los usuarios de las redes sociales como la que ha publicado Jamie Oliver en su cuenta de Twitter.

El cocinero británico se ha convertido en el centro de la polémica tras atreverse a poner chorizo y muslos de pollos a la paella. "La buena comida española no es mucho mejor que la paella. Mi versión combina muslos de pollo y chorizo", ha escrito en el tuit, adjuntando una foto de su receta. Además en su página web ha lanzado un último consejo: Si quiere un poco de color, añada 6 mejillones, almejas y 6 porciones de pescado".

Por lo que no es de extrañar que su peculiar versión de este plato haya sido calificada de "insulto" en las redes sociales. Sobre todo, por parte del gran número de españoles que le siguen en la red.