El municipio asturiano de Gozón se ha convertido en un espectáculo para los aficionados y curiosos de la ornitología española. Ha aparecido un búho nival, cuyo nombre científico es Nyctea scandiaca. Está catalogada como especie “vulnerable” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (U. I. C. N.). Es obvio porque a esta especie que habita en los bosques árticos, es insólita el verla por Asturias y Cantabria. Es la primera ver que se tiene noticia de esta especie zoológica en España. Prueba de ello es su librea de plumaje de color blanco que rememora su origen.Esta ave rapaz es estrigiforme -palabra latinizada que traducida al castellano significa autillo-, es decir, forma de autillo. Es un ave rapaz propia de las latitudes árticas y de los bosques de Asia, tundra ártica. Mucha gente confunde al búho nival. La palabra búho etimológicamente viene de la variante vulgar latina bufus. De ahí el vocablo latino bubo. Como decía, mucha gente confunde al búho real o Gran Duque (Bubo bubo), con el búho nival. Evidentemente, ambas libreas (color del plumaje) son distintas. Asimismo, el búho real o Gran Duque, presenta unos penachos a modos de cartílago auditivo en la zona superior de la cabeza.

Realizan vuelos cortos y son muy territoriales. Durante las temperaturas cálidas, se termorregulan tomando el sol, jadeando. Son homeotermos, término científico que etimológicamente viene del griego “hómoios”, semejante, igual, de la misma naturaleza. Y que significa que su temperatura corporal es constante, de propia naturaleza. El llamado búho de Harry Potter es precioso, bellísimo. Su dieta básica se basa en mamíferos como roedores, lemmings, mapaches, gaviotas, y un largo etcétera de otras especies animales. Ocasionalmente, pueden alimentarse de carroña como lo hacen, a veces, las liebres.