Las actrices Yolanda Arestegui y Goizalde Núñez presentan en el teatre Flumen la obra de Anton Burge "Bette & Joan", una comprometida comedia que refleja las vidas de las grandes actrices de Hollywood Bette Davis y Joan Crawford, a través de su encuentro, ya en el declive de su carrera, para el rodaje de la película de Robert Aldrich ¿Qué fue de Baby Jane?, rodada en 1961. Ambas actrices dicen haber realizado uno de sus mejores trabajos teatrales, dirigidas por Carlos Aladro.

Yolanda Arestegui manifestó su admiración de siempre por Bette Davis. "Supe que había una obra teatral que recogía la historia que tanto ella como Joan Crawford habían vivido con el rodaje de ¿Qué fue de Baby Jane?, vista desde los camerinos de ambas, con su rivalidad, sus enfrentamientos y su amistad habidos entre secuencia y secuencia del rodaje. Su lectura me apasionó, investigué, indagué y llevar a cabo el montaje fue el mejor regalo que me hizo mi marido, Jesús Cisneros, productor de la función", aseguró.

Yolanda, con una intensa vida curtida en los escenarios, añadió la dificultad que supone esa edad de las actrices en torno a los 50. "Es un momento en que hay un bajón de trabajo. Pasas de ser joven a ser abuelita. No se escriben personajes femeninos para esa edad y acusas el bache. Eso es justamente lo que les ocurrió a Bette y Joan en aquella ocasión. Es una edad muy complicada", comentó.

La actriz manifestó que, ciertamente Bette Davis tuvo que buscar trabajo mediante un anuncio en los periódicos. "No era tan mayor, pero puso un anuncio en el que decía "Actriz con dos Oscar busca trabajo". En ésta obra se relatan parte de sus vidas, con soliloquios y monólogos biográficos que dan a entender la tensión y situación de aquellos momentos, tanto a solas en sus camerinos o conjuntamente, haciéndonos reír, emocionarnos y descubrir los miedos de las actrices en su madurez", dijo.

Bette Davis era una estrella luminosa en Hollywood, "pero acabó con grandes dificultades económicas. Pese a su personajes perversos en algunas películas, era una actriz muy dúctil, y su rivalidad con Joan Crawford hicieron de aquel rodaje un enfrentamiento abierto y visceral", comentó Yolanda.

La actriz bilbaína Goizalde Núñez, con amplio historial en teatro y televisión, corre con el rol de personificar a Joan Crawford, actriz controvertida que, al parecer, fue quien buscó a Bette Davis para interpretar aquella película. "Unieron sus talentos para volver a lo mas alto. Para mi también ha sido un regalo interpretar este papel. Tenía mucha ilusión en encontrar un papel de ésta envergadura y he conseguido mi sueño", confesó.

Goizalde, como Yolanda, tuvo que analizar a fondo la personalidad de la actriz representada. "Fue complicado meterse en la piel de una mujer con grandes contrastes, tuvo una vida escandalosa, se le atribuye ser promíscua y un tanto alcohólica. En la obra se trata también de las grandes diferencias que ésta mujer tuvo con su hija, cuando ya era presidente de Pepsi Cola", dijo.

Goizalde reconoció que la historia de la función apasiona. "A pesar de que las nuevas generaciones no conocen las películas de aquel momento, se siente atraídos por el desarrollo de la función, en la que incluso nos maquillamos y cambiamos de vestidos para el rodaje. Un texto magnífico que entusiasma a todos. Hay quienes no vieron la película y tras ver la función corren a buscarla en el vídeo club", aseguró.

Bette & Joan es una coproducción entre Descalzos Producciones, Txalo y Saga Producciones, representadas por Jesús Cisneros y José Sáiz, que acompañaron al director, Carlos Saladro, en la presentación. El montaje estará en el Flumen hasta el domingo 18 de diciembre.