«Érase una vez» no es un cuento como cualquier otro. Cierto que tiene un príncipe, una princesa, un

castillo, un hada protectora y un bosque encantado. Pero está. Incluso podría pensarse que alude más bien a otra historia rasgadora y cruel de una víctima más de la violencia de género. Pero no. Sólo es un cuento inventado por la autora Margarita Tresp, sobre las artimañas de cómo un príncipe azul que nos sale calabaza, va devorando poco a poco y día a día, ferozmente a su presa.

Maricarmen, es la princesa que se enamora del príncipe azul, un italiano apuesto. Y Manuel, es simplemente Manuel, el tío de ella y un buen hombre que pasea a menudo por un bosque.

Pero, entonces, ¿quién es el hada madrina? Tanto nos hace, ¿verdad? Si a pesar de todo… esto es sólo un cuento y las hadas no existen.

«Este montaje va dedicado a todas aquellas víctimas de lobos feroces» «A vosotros. No está sola».