Poder i Santedat de Manuel Molins, dirigida por Paco Azorín

La libertad es un hábito, y no resulta nada fácil de adquirir. Solo se adquiere con la práctica. Joan Fuster

Dios ha muerto, dijo Nietzsche

Desde su muerte la humanidad es más libre

Todo el teatro de Manuel Molins es un canto a la libertad

Una investigación constante e incansable

PODER Y SANTIDAD también lo es

¿Puede haber libertad sin ética?

¿Puede existir la libertad sin justicia social?

Molins plantea una enmienda a la totalidad

empezando por la Iglesia Católica

No contra la Iglesia de los pobres que tendría que ser

No contra la Iglesia de la Teología de la Liberación

Sí contra el Estado Vaticano y su oscurantismo

Sí contra sus inversiones en paraísos fiscales

Sí contra la curia romana que esconde casos de pederastia

PODER Y SANTIDAD también es un canto al amor libre

Dios ha muerto, dijo Nietzsche

No seré yo quien contradiga al gran filósofo

Pero, y si volviera un mesías a la tierra?

Qué pensaría de la corrupción ética y moral?

I N D I G N A C I Ó N A B S O L U T A

A los jóvenes no se los queda ninguna otra opción

Haremos un espectáculo contra la hipocresía

Haremos una puesta en escena hilarante e iconoclasta

Un grito ahogado contra todo y contra todo el mundo

Tenemos que plantear una nueva utopía

Empezamos pues para derrocar el sistema actual

Pondremos en práctica nuestra libertad

A pesar de que no sea un hábito fácil de adquirir, Fuster dixit

Quizás el teatro solo sirve para eso

Para ser algo más libres.