María de la Flor es violinista, compositora y cantante, aunque el orden no importa. Si el violín ha sido su instrumento desde los tres años, en su voz hay una fuerza definitiva, un disparo de luz.

La joven artista madrileña publicó en 2019 dos singles que eran fueron toda una declaración de intenciones. "Dice la abuela" y "Desierto" se apoyan en un cuarteto de cuerdas y una voz que atraviesa las notas y vuela con fuerza, inundando la escucha de intensidad y emociones.

María de la Flor continúa por este camino en 2021 y publicará su primer EP, cuatro nuevas composiciones en las que se adivinan influencias del folclore hispano y latinoamericano, se intuyen tonadas asturianas o gallegas y suenan referencias de cantautores primigenios como Amancio Prada o actuales como Natalia Lafourcade.

Melodías encantadas, sonoridades populares, canción y raíz. Apostamos todo por María de la Flor.