Seis criminales son contratados por Joe Cabot y su hijo Nice Guy Eddie para robar unos diamantes. Intentan atracar el lugar, pero todo se tuerce, aparece la policía antes incluso de que suene la alarma y dos de ellos mueren, y también cuatro policías en un intercambio de disparos. Luego se reúnen todos en el lugar donde habían quedado después del robo, no se conocen previamente ni saben sus nombres. Se conocen entre ellos por colores. El señor naranja está herido de gravedad, pero no quieren llevarle al hospital porque conoce el nombre del señor blanco. El señor rosa tiene los diamantes, pero los esconde porque sospecha que hay un policía entre ellos. En medio de todo esto aparece el señor rubio…