Veinticinco años después de su fundación, la Romántica del Saladar continua reivindicando la validez de su sonoridad para hacer folk en el siglo XXI y celebra su cumpleaños con la presentación de una compilación discográfica: 25 años, un tast de Romántica.