Julio y Ana hace más de quince años que están juntos. Forman una pareja que ya no se mira ni se toca, y que ha hecho del combate diario la esencia de su relación. Esta noche Ana ha invitado a casa a sus

vecinos del piso de arriba, Salva y Laura, una pareja

más joven que ellos, amable y simpática, pero cuyos ruidos se han convertido en una molestia para

Julio y Ana...¿o quizás en un estímulo? Los vecinos

de arriba les harán una inusual y sorprendente propuesta que convertirá la velada en una experiencia

excesiva y catártica para los cuatro.