A cargo de Amor López Jimeno, Profesora de Filología Griega del Departamento de Filología Clásica de la Universidad de Valladolid.