Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El director de 'Gremlins': “Es más fácil asustar al espectador si primero consigues que esté relajado”

Joe Dante acude a Galicia para recibir un reconocimiento a toda su trayectoria: "Es un premio que viene de personas que aman las películas y el cine"

Dante agradece la amabilidad y el trato recibido desde su llegada a Vilagarcía.

El Curtas Festival do Imaxinario tendrá un antes y un después de la presencia de Joe Dante en Vilagarcía de Arosa, en Galicia. El prestigioso director norteamericano, con una amplísima y reconocida trayectoria a sus espaldas, recibirá un homenaje por parte de la organización. Títulos reconocidísimos como 'Piraña', 'Gremlins' o 'El chip prodigioso' llevan su firma dentro de un legado cinematográfico que todavía tiene páginas por escribir.

La presencia de Joe Dante en Vilagarcía se vio correspondida por el Concello de Vilagarcía con una recepción oficial encabezada por el alcalde Alberto Varela. Además de firmar en el Libro de Honor de la localidad, el director recibió de manos del alcalde una insignia de la ciudad. Ya por la tarde, Dante visitó la exposición de los Gremlins en la sala Rivas Briones.

–Bienvenido a Vilagarcía. Su presencia aquí es un orgullo y así se lo han hecho notar en el propio Ayuntamiento.

–Es un gran honor. Me quedé sorprendido y agradecido de que el alcalde fuera tan agradable conmigo. La verdad es que todo el mundo está siendo muy agradable conmigo y me siento muy a gusto.

Joe Dante firma el libro de honor en el ayuntamiento. Iñaki Abella

–Es usted un icono del cine fantástico, pero hay algo que tampoco pasa desapercibido en muchos de sus trabajos como que haya hecho convivir el humor con la fantasía..

–Siempre he pensado que es más fácil asustar al espectador si primero consigues que esté relajado. El humor es algo para que se relajen y disfrutar más de la película, que no todo vaya en una única dirección.

–Pasó de ser montador con Roger Corman a codirigir 'Hollywood Boulevard' y de ahí a 'Piraña'... Y ya el éxito con apenas 30 años. Fue todo muy rápido, quizá.

–Fue todo muy rápido. La verdad que hay incluso películas que rodamos que apenas me acuerdo de los detalles. Tener ese éxito rápido era entonces la única manera de entrar en el mundo del cine. Eso fue lo que me ayudó a abrirme puertas.

–Está usted en un festival como el Curtas con muchos directores noveles que buscan el éxito ¿Pero qué pasa después de ese éxito? ¿A qué se expone un director?

–Depende del objetivo que se plantea uno cuando pretende entrar en el mundo del cine. Si el objetivo es tener una secretaria sexy y una piscina gigante quizá haya gente que frene a partir de un éxito al ver cumplidas sus expectativas. Ese no es el objetivo con el que yo empecé en el cine. Todo depende de como avances y que no pierdas el camino que te has querido marcar desde el principio.

Dante en el rincón de la exposición que hace referencia al inicio de todo el argumento de Gremlins. Iñaki Abella

–Luego ya todo se desbordó con 'Gremlins'. Creo que ni usted esperaba una película tan importante para millones de personas en el mundo.

–Nadie esperaba eso, ni siquiera yo. Al principio los productores la veían como una pequeña película para divertirse un poco, incluso con Steven Spielberg dirigiéndola también. Cuando cobró todo ese éxito nos sorprendió a todos.

–¿Cómo surgió aquella historia con 'Gizmo' como protagonista?

–Chris Columbus escribió el guion. Empezaba en el cine y quería demostrar que podía escribir buenos guiones. Spielberg leyó aquel guion y decidió que había que rodar la película. Ahí fue donde me tocó intervenir y darle forma a ese contenido.

–Hasta casi el mensaje era que todo lo malo que pueda pasar en este mundo es por irresponsabilidad de los humanos al infringir ciertas normas.

–No era exactamente ese mensaje el que pretendíamos en un principio, pero sí es cierto que al ver la película te das cuenta de que todo gira en torno a no cumplir una norma que decidieron ignorar a pesar de haber sido advertidos de las consecuencias. Lo cierto es que todos los desastres que se generan en las películas suceden por la intervención humana. Quizá Gremlins es una clásica historia contada en otro contexto.

–Ahora que vivimos la época de la tecnología, ¿considera que grabar aquellas películas con la tecnología actual hubiese supuesto un éxito mayor? 

–La tecnología actual es impresionante y seguro que habría resultado una película diferente a la que se rodó. Ahora se pueden hacer cosas que eran absolutamente imposibles antes. De todos modos, creo que los efectos de la vieja escuela son diferentes y en cierto modo también pueden resultar atractivos.

–¿Qué queda del Joe Dante aquel que empezó a dirigir?

–Estoy envejeciendo, pero todavía estoy aquí. Queda la ilusión de seguir trabajando en películas y en hacer cosas que me satisfagan y en las que pueda poner mi sello.

Dante junto al alcalde Alberto Varela y Luis Miguel Rosales, director del Curtas. Iñaki Abella

–Su filmografía es extensa. Hay muchísimos trabajos de mucha calidad, por ejemplo 'El chip prodigioso'. Pero Joe Dante se asocia irremediablemente a 'Gremlins'. ¿Gusta o disgusta?

–Es cierto que es así. Algunas películas han quedado ensombrecidas por 'Gremlins', pero al mismo tiempo gracias a la fama de esa película he podido seguir haciendo otras películas que de otro modo no hubiese podido hacer.

–Sus filmes fueron un auténtico filón para la pantalla grande. Creó usted aficionados al cine entre los más jóvenes. Ahora esos jóvenes sacian su sed de cine en móviles, tablets, ordenadores… ¿Las plataformas y las series están debilitando al cine?

–Es un problema. En mi generación aprendíamos a amar las películas porque podríamos ir a las salas acompañados de más gente y hoy, la mayoría de la gente, sobre todo gente joven, con las aplicaciones, plataformas y demás lo puede ver todo desde la comodidad de su casa. Lo que está pasando es que se está perdiendo el hábito de ir al cine. Cuando yo era niño había las sesiones matinales de los sábados que servían para que los niños pequeños disfrutasen del cine y de ir al cine. Era un poco para crear ese hábito de ir al cine y disfrutarlo. Eso es algo que no se ha hecho en los últimos 20 años. Es esa falta de costumbre lo que está generando un problema grave en la industria.

–Aquí le van a dar un premio a su trayectoria. ¿Qué supone para un cineasta como usted un galardón en un festival tan pequeño y en una ciudad tan pequeña?

–No es menos impresionante y reconfortante que recibir un reconocimiento en un festival o en un lugar mucho más grande. Es un premio que viene de personas que aman las películas y el cine. Es gente que ama al cine la que va a reconocer mi trayectoria y eso es algo muy honorable para mí y para mi carrera.

Compartir el artículo

stats