No hace olvidar a títulos ilustres relacionados con el mar como fuente de tragedia y de adversidades de todo tipo, entre los que destaca con luz propia Master and Commander: Al otro lado del mundo dirigida por Peter Weir en 2003, pero es una contribución estimable a este filón y permite conocer a fondo la verdadera historia de la terrible expedición del ballenero Essex, contada por Nathaniel Philbrick en el libro In the heart of the sea: Thetragedy of the whalesip Essex que fue el origen de la novela de Herman Melville Moby Dick, uno de los grandes clásicos de la literatura norteamericana.

La cinta se beneficia de un correcto diseño de las secuencias de la caza de ballenas, aunque se adviertan las transparencias, y de las tormentas y tempestades y, desde luego, refuerza la veteranía del director Ron Howard, ganador de dos Óscars en 2002 por Una mente maravillosa, que demuestra que aun tiene cosas que decir tras un periodo poco inspirado. La gran odisea se abre paso a partir de 1820 en Nantucket, la capital norteamericana de la pesca de grandes mamíferos, y lo que vemos no es otra cosa que lo que cuenta Thomas Nickerson, un marinero que fue testigo de la expedición del Essex cuando era apenas un adolescente,a Herman Melville, el escritor que a partir de dichos testimonios concebirá Moby Dick.

En su historia adquieren especial protagonismo Owen Chase, el veterano primer oficial de la embarcación; George Pollard, su capitán falto de experiencia y el segundo oficial Matthew Joy. Pero lo que más reclama la atención, con, mucho, es el insólito y gran duelo que se establece entre una ballena blanca y el Essex, hasta el extremo de que el descomunal mamífero perseguirá al buque en un duelo realmente terrorífico. La parte más dramática está dedicada al centenar de días que soportaron en un océano Pacífico inmenso y caluroso, sin apenas nada que comer y muy poca agua, los escasos tripulantes que sobrevivieron al hundimiento del Essex, provocado por la lucha contra la bestia marina, obligados a valerse de dos pequeñas barcas salvavidas. Es un episodio descrito con realismo que culminó con brotes de canibalismo y que solo resistieron los más fuertes.