Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de cine

'Agentes 355': empoderamiento de manual

Más allá del encuentro entre estrellas femeninas del cine internacional, el soporte argumental de este proyecto de Jessica Chastain es endeble

Fotograma de ’Agente 355’.

‘Agentes 355’ es un proyecto de Jessica Chastain, quien planteó a un grupo de actrices amigas la idea de realizar un relato de agentes secretas. Esa idea es bien simple: una agente de la CIA (la propia Chastain), una ex del MI6 británico (Lupita Nyong’o), una de los servicios secretos alemanes (Diane Kruger en un papel que inicialmente, y como representante de la agencia francesa, debía encarnar Marion Cotillard), una del Gobierno chino (Fan Bingbing) y una terapeuta colombiana que evalúa a los agentes con traumas (Penélope Cruz), unen sus fuerzas, y liman sus asperezas, para rescatar un software capaz de controlar centrales nucleares y aviones en pleno vuelo.

Más allá de este encuentro entre estrellas femeninas del cine internacional, el soporte argumental de ‘Agentes 355’ es tan endeble, y la realización de las muchas escenas de acción está tan mal resuelta, que el encanto inicial del proyecto queda desvirtuado. Además, la corrección política es llevada hasta el límite sin espacio para el más mínimo atisbo de humor, con representación geopolítica modélica: una actriz estadounidense, otra china, otra alemana, una española y una keniana de origen mexicano. En la línea, ya de por sí poco solvente, de operaciones como ‘Ocean’s 8’ y la versión con actrices de ‘Cazafantasmas’, con tramas destinadas a promulgar un falso empoderamiento femenino repitiendo los clichés del cine de la masculinidad.

Compartir el artículo

stats