Nada mejor que el fin de semana para disfrutar del típico 'esmorzaret' valenciano. Una tradición valenciana que le ha plantado cara a la pandemia con todas las garantías de seguridad para los clientes y que alegra la vida. Te recomendamos para este fin de semana los cuatro mejores locales donde almorzar en Valencia.

Casa Cent Duros en Borbotó

Uno de los templos del esmorzaret en Borbotó, muy próximo a València, en mitad de la huerta. En 2017 los Premios Cacau d´Or (galardones con los que reconocer a los mejores almuerzos de la Comunitat) le nombraron como uno de los mejores lugares donde disfrutarse un buen almuerzo. Estos se sirven con cacaos, olivas y cremaet a un precio imbatible, 5€. Su bocadillo estrella es el de carne de caballo con ajos tiernos.

Pérgola

Un establecimiento ubicado en el Paseo de la Alameda donde podrás comer algunos de los mejores bocadillos de la ciudad. Entre los bocadillos que ofrecen el más famoso es el 'bocadillo bombón', de lomo, champiñones, queso y mahonesa. El precio de los bocadillos rondan los 3-4€ y un almuerzo completo vendría a ser entorno los 6€.

Mistela

El bar Mistela se encuentra en el barrio de Torrefiel. Ofrece una decena de especialidades en bocadillos que van desde el chivito al pulled pork, pasando por el pepito XXL. También se puede degustar uno de sus almuerzos estrella, el Topmusafes 2.0, que es el Almusafes clásico, pero con un revuelto de sobrasada, jamón, cebolla y queso. No defrauda. Atentos porque en breve abren las puertas de un nuevo local: Cremaet

La Pascuala

Te puede interesar:

La Pascuala siempre ha sido uno los templos del almuerzo. Son conocidísimos sus bocadillos XXL y platos típicos de la gastronomía valenciana. El establecimiento, de grandes dimensiones, cuenta con un gran número de mesas altas y bajas, y ha sido decorado con muchas fotografías en blanco y negro de puntos emblemáticos de la ciudad, fotos de familia de los trabajadores, que también aparecen representados en un enorme retrato cerca de la barra. Está ubicado en la calle Doctor Lluch. Abierto desde 1921 tras ser fundado por doña Pascuala Vives Silvestre y don Romualdo García Santa Cruz. Ofrece un amplio abanico de bocadillos y combinaciones, aunque los estrella son aquellos que incorporan la carne de caballo, principalmente.