El cremaet es un postre típico de la Comunitat Valenciana aún por descubrir. Algunos lo confunden con un carajillo, pero es mucho más. Prepararlo es todo un arte al alcance de unos pocos locales que han logrado dar con la clave para elaborar un cremaet digno de los paladares más exigentes. A continuación te contamos los mejores sitios para tomar un buen cremaet en València.

Hay demanda de cremaet todo el año y ahora en València se escucha cada vez a más personas que quieren saber dónde probar esta delicia perfecta como colofón al tradicional 'esmorzaret'. De hecho, un nuevo establecimiento abre sus puertas en el 'cap i casal' bautizado como 'Bar Cremaet', cuya gran apuesta es esta bebida que tanto interés despierta.

Un cremaet

Un cremaet

Casa Paquita, en Eslida, es uno de los lugares donde acuden los 'parroquianos' de esta bebida, y es que es visita obligada para los ciclistas amantes del 'cremaet', que aprovechan para hacer un alto en el camino para darse un homenaje. ¿El ingrediente secreto? Lo hay, por supuesto, y es un producto local que deja un sabor único. 

Los dos ingredientes que le añaden en Casa Paquita y le dan ese toque especial son la miel de Eslida y el ron Plà, también de la 'terreta'. Y son muchos deportistas los que han convertido en costumbre pasar por este local para tomarse el cremaet. Y es que para los amantes de esta tradicional bebida valenciana es un punto imprescindible en la ruta del cremaet

Entre sus 'fieles' clientes se encuentran ciclistas de competición como el joven de Onda Óscar Cabedo y pilotos de automovilismo de la talla de Roberto Merhi. 

La técnica para elaborar un buen cremaet depende de las "manos", indica con humor Vicente, uno de los propietarios del establecimiento de Eslida. Y es que para los que desconocen qué es y cómo se prepara pueden confundirlo con un carajillo, que lleva café y coñac .

Un carajillo típico del barrio del Cabanyal es café con coñac, mientras que el cremaet combina café y ron, además de otros ingredientes que potencian su sabor.

Cómo se prepara un cremaet

Primero se añade la miel, después va el ron con un par de granos de café y una rodaja de limón con un toque de canela. A continuación se calienta la mezcla al mismo tiempo, flameamos y después se pone el café y se deja reposar para que se maceren todos los ingredientes y lo que nos llevemos a la boca sea una auténtica experiencia gastronómica. 

Para los más golosos se puede quemar la mezcla con azúcar o miel y así obtener un matiz diferente, más dulzón. 

Dónde tomar un buen cremaet

  • Casa Paquita (Eslida)
  • Ca Mario (Alfondeguilla)
  • Casa Julián (La Barona)
  • Bar Knopfler (Mislata)
  • Hogar del Pescador (El Palmar)