Todos recordamos las tartas de nuestra infancia, tartas que elaboraban nuestras abuelas con mucho amor, pocos ingredientes y mucho sabor, de ahí que estuviesen deliciosas. Y es que ellas eran capaces de crear recetas maravillosas con apenas unos cuantos alimentos que les proveía su entorno más cercano. Tartas que están muy lejos de los artificios actuales y que apenas necesitaban unos cuantos ingredientes y muy pocos utensilios de cocina pero que, sin embargo, inundaban toda la casa con su aroma y llenaban nuestro paladar y nuestros recuerdos con su sabor.

Es el caso de la tarta de manzana que te presentamos a continuación, una tarta de la abuela que, si bien algunas de ellas no habrán elaborado jamás, sí es típica de momentos de más escasez debido a que para hacerla no son necesarios muchos productos ni muchos electrodomésticos y que, a cambio, nos ofrece un sabor delicioso. Toma nota de este delicioso postre que, además, apenas te llevará 15 minutos elaborar. Todo un acierto.

Receta de la tarta de manzana de la abuela

Los ingredientes que necesitarás para elaborar esta tarta de manzana de la abuela, una receta de postre que te transportará a los momentos más dulces de tu infancia, son los siguientes:

  • 4 manzanas
  • 150 gramos de mantequilla
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo grande
  • 8 cucharadas de leche
  • 6 cucharadas de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 5 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón (opcional para el glaseado)
  • 7 cucharadas de agua y 5 más de azúcar (opcionales para el glaseado)

Receta de la tarta de manzana de la abuela: una delicia para el paladar. Pexels/Mathias P. R. Reding

Elaboración de la tarta de manzana de la abuela

  • Vierte en un recipiente hondo la leche, el azúcar, el huevo, la mantequilla en pomada, la harina, la levadura química y la mitad de una de las manzanas. Tritura todos estos ingredientes y reserva la mezcla.
  • Pela y corta el resto de las manzanas en láminas y añádeselas a la mezcla anterior. Remueve con suavidad hasta que toda la manzana quede bien empapada pero con cuidado de que las láminas no se rompan.
  • Precalienta el horno a 180 grados.
  • Vierte las láminas de manzana y la mezcla en un molde previamente engrasado con un poco de mantequilla.
  • Introduce en el horno durante 30 minutos.
  • Si deseas hacer un glaseado para cubrir la tarta de manzana de la abuela, calienta en un cazo la mermelada, el agua y el azúcar destinado a este fin.
  • Retira una vez que tenga la consistencia de un almíbar.
  • En cuanto saques la tarta del horno, vierte por encima de ésta el glaseado y deja que la tarta se impregne bien.

Disfruta tu tarta de manzana de la abuela con lo que quieras: un café, algo de nata montada, un poco más de mermelada, unas fresas o frutos rojos... Échale imaginación y deja que todos los sabores y aromas de esta maravillosa tarta te invadan.