La riqueza gastronómica de la Comunitat Valenciana es inmensa y refleja todas las influencias de quienes han poblado este territorio a lo largo de los siglos. Escondidos en la memoria de los pueblos se esconden algunos de los dulces más desconocidos de la gastronomía valenciana. Algunos de ellos formarán parte de muchos menús navideños. Se trata de platos cargados de tradición y sabor, que reflejan el carácter mediterráneo y la historia de este territorio.

Turrón de fideos

Burruecos o turrón de fideos

Se trata de un postre con mucha tradición en la comarca de Requena-Utiel, especialmente en Requena. Se elabora a partir de una masa hecha con harina, huevos y cazalla. Se le da forma de fideos y, una vez fritos, se mezclan con un almíbar hecho con miel. El resultado es una masa compacta de fideos extremadamente dulces que al secarse puede cortarse en forma de tableta y porciones. Quien lo prueba repite.

Alajú

El Alajú

Es otro de los grandes desconocidos de la repostería valenciana. Aunque también se elabora en el Rincón de Ademuz, la cuna del Alajú es Utiel. De hecho, es una de sus grandes señas de identidad y motivo de orgullo gastronómico. Se trata de un dulce cuyo origen se remonta a la época islámica, tal como indica su nombre.

Sus ingredientes fundamentales son la miel, la almendra y el pan rallado. Aunque pueda parecer algo sencillo, el proceso de elaboración de este postre requiere de experiencia y maestría para conseguir el punto exacto de consistencia y almibarado de la mezcla. Tras cocer la miel se añaden el resto de ingredientes hasta lograrlo. El resultado es una pasta que se moldea entre obleas y adquiere un aspecto similar al turrón.

Casca de reyes Levante-EMV

La casca

Es la alternativa tradicional valenciana al roscón de reyes. Es un dulce circular relleno de yema o de boniato confitado cubierto por un merengue especial. Sus ingredientes destilan tradición y herencia de la gastronomía islámica. Se elabora a partir de azúcar y almendras. Con estos dos únicos ingredientes se elabora una pasta de mazapán que se rellena con yemas, yemas confitadas, canela, limón y, según los gustos, dulce de boniato.

Pasteles arnadí

El arnadí

Muchos dulces nos retrotraen a la herencia andalusí del pueblo valenciano, uno de ellos, el arnadí. Aunque se elabora tradicionalmente en Semana Santa y Cuaresma, su receta basada en calabaza, almendras, huevos y azúcar lo convierte en una opción sabrosa para cualquier estación del año. En algunos sitios, la calabaza es sustituida por el bonito. Versátil y muy nutritivo, el arnadí es la guinda ideal para cualquier comida y un regalo para los más golosos.

La familia del pastelero morellano Joaquin Andres guarda celosamente la receta del flao tipico de la capital de Els Ports. Elaboracion de flaons. Jordi Puig

El flaó

Pronunciar flaó es hablar, sin duda alguna, de Morella y de su dulce más conocido. Con forma de empanadilla, está elaborado con una sabrosa masa dulce enriquecida con un toque de anís, mistela o aguardiente y relleno de brull (requesón), almendra, azúcar y canela. Completamente rebozado en azúcar, es sin duda un dulce peculiar y muy gustoso y suele ir acompañado siempre de una copita de moscatell. La combinación perfecta.

Nieves Julbe muestra una monumental monjàvena en uno de sus locales de Xàtiva perales iborra

La monjàvena

La Monjávena es uno de los dos dulces de origen árabe más populares de Xátiva. De hecho, pese a su tradición, es uno de los manjares más desconocidos y, además, hay que saber solo se elabora en los hornos los jueves. Así que hay que aprovechar. Los ingredientes son sencillos: harina, aceite, manteca de cerdo, mantequilla, huevos y azúcar. La canela espolvoreada no puede faltar y su sabor y aroma son embriagadores.