Las fiestas navideñas culminan con el tradicional roscón de reyes. A continuación te ofrecemos una receta alternativa, fácil y sobre todo más ligera que la que todos conocemos.

Ingredientes para 4 personas:

Dos hojaldres en lámina

Una yema de huevo

10 ml de leche

Almendra laminada

Azúcar glas

500 ml de nata líquida para montar

50 g de queso en crema

Preparación

Corta los hojaldres en lámina en forma redonda. Deberás hacer un circulo más grande para la parte exterior, y uno más pequeño para el agujero del centro del roscón. Para este paso puedes utilizar moldes redondos de diferentes tamaños. De esta forma obtendrás los dos anillos de hojaldre. A continuación introdúcelos en la nevera, cada lámina en un recipiente diferente.

El segundo paso es precalentar el horno a 190º pero con calor solo por abajo. Una vez alcance esa temperatura, introduce la base de de hojaldre durante 20 minutos en el horno. Una vez esté dorada puedes sacarla.

Ahora pinta con la yema de huevo y la leche la lámina de hojaldre que irá en la superior del roscón. Añádele la almendra laminada e introduce la lámina en el horno durante 20 minutos también, hasta que esté dorada.

A continuación prepararemos la nata que rellenará el roscón. Para ello la nata y el queso en crema tienen que estar bien fríos. Ponlos en un recipiente y bátelos con la batidora eléctrica de varillas. Después añade 10 gramos de azúcar glas una vez empiece a espumar.

Una vez la nata esté montada, con una manga pastelera y una boquilla rizada pon la nata sobre la base de hojaldre. Finalmente, coloca encima de la nata el otro hojaldre, añádele también algo de azúcar glas y... ¡listo, a comer!