La encimera es una pieza clave de nuestra cocina en casa. Es el lugar por donde viajan todos los alimentos que luego pasan por nuestra boca. Es el sitio que la mayoría días se utiliza y la mayoría de días se ensucia. Por lo tanto, utilizamos productos químicos para limpiarla fácilmente y no sabemos qué efecto tendrá en nuestra salud en un futuro.

Aquí te presentamos una serie de trucos de limpieza para tener la vitrocerámica impoluta sin necesidad de utilizar productos químicos. El primer paso de este método será colocar un limón y una naranja en un bol con agua junto a una cuchara de bicarbonato de sodio. Hay que dejarlo 10 minutos en remojo.

Una vez ha pasado el tiempo, hay que secar todos los ingredientes con papel de cocina. Cortar el limón y exprimir el jugo. Repite con la naranja.

Corta la cáscara en trozos pequeños y colócala en una botella de plástico con atomizador. Llene la mitad con vinagre de limpieza.

Agregue una cucharada de sal, líquido para lavar platos y agua. Mezcle y use para limpiar bien diferentes superficies de la cocina.

Para crear este limpiador, se necesitará:

  • 1 cáscara de limón
  • 1 cáscara de naranja
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de sal
  • 200 ml de vinagre
  • 20 ml de líquido para lavar platos como el jabón
  • 200 ml de agua