No hace falta ir al peloponeso o las islas griegas para degustar una deliciosa musaka, los tradicionales suvlakis o una baklavá. La comida griega está de moda. Su espíritu 100% mediterráneo la hacen una de las favoritas en cualquier época del año y cada vez tiene más y más seguidores. Valoran su frescura, sus raíces tradicionales y su sabor... ese sabor que atrae y te transporta al mismísimo Mar Egeo. Esta fiebre por lo griego ha llegado a València con la apertura del nuevo restaurante Egeo, en plano barrio de Russafa, el calle Literato Azorín número 8.

Además de su carta, Egeo ofrece una inmersión total en el ambiente helénico. El local no ha escatimado en nada y se ha propuesto ser, además, un referente en diseño. Para ello, no han querido jugársela y ha apostado sobre seguro. Menos es más. Vuelta a los orígenes. A lo esencial. Azul, blanco y mucha luz. Quien busque la típica postal propia del Egeo tiene en València una pequeña ventana a la mística Grecia.

Interior del restaurante griego Egeo, en València

El equipo de diseño encargado de la reforma del local ha hecho un trabajo impecable para transportar a quienes entren en Egeo hasta Grecia. La luz inunda el interior del restaurante y el blanco dominante se combina con los elementos y remates de madera y los detalles en color azul.

La carta de Egeo es una declaración intenciones. Auténtica comida griega. Nada de innovaciones. Las recetas se elaboran siguiendo las recetas tradicionales griegas y de manera totalmente artesanal, a diario y sin aditivos. Además, el restaurante basa su carta en productos frescos y naturales procedentes de sus proveedores locales.

Uno de los tradicionales pinchos de carne propios de la comida griega callejera

Uno de los tradicionales pinchos de carne propios de la comida griega callejera

Entre sus especialidades destacan las Spanakopitas o empanadillas crujientes de espinacas y quesos griegos, la musaka, la croquetas de garbanzo o 'revithokeftedes' (parecidas al falafel). No pueden faltar los suvlakis, los tradicionales bocadillos en pan de pita, el plato estrella de la comida griega callejera.

Los desconocidos postres griegos

Junto a la carta de entrantes y principales se esconde quizá la parte más desconocida de la comida griega: los postres. En Egeo lo saben y por eso han reservado para el final la sorpresa. Desde un sencillo pero contundente yogur (griego, claro) con nueces, hasta el tradicional hojaldre relleno de nueces, almendra y almíbar o quizá el poco conocido bizcocho tradicional con almíbar de naranja y canela, el portokalópita.