La exhibición 'El verano valenciano' de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu ha llenado las paredes de la sala capitular del Monasterio de San Miguel de los Reyes de València del color, luz y sonidos de las fiestas populares que se viven en los pueblos durante los meses de estío.

Fotografías, postales, carteles, programas de fiestas y cines de verano muestran la evolución social y cultural de los festejos de la Comunitat Valenciana. Se trata de un viaje gráfico por el tiempo y la geografía con una amplia gama de documentos para reflejar "el disfrute del verano desde principios del XX hasta nuestros días", destaca la Generalitat en un comunicado.

'El verano valenciano' recoge instantáneas de Francesc Jarque, Jose Huguet y de los hermanos Luis y Martín Vidal Corella, carteles de Josep Renau, Joan Verdú y Miguel Calatayud y textos de autores que expresan sus reflexiones o descripciones sobre el verano, las fiestas y las costumbres: Vicent A. Estellés, Miguel Hernández, Vicente Blasco Ibáñez, Carmelina Sánchez Cutillas, Teodor Llorente, Rafael Altamira, Lluís Guarner, Joan Fuster y Francesc Almela i Vives.

Los archivos de la exhibición incluyen documentos y material gráfico de las Fogueres de Sant Joan, la Gran Fira de València, el Sexeni de Morella, la Feria de Xàtiva, la Tomatina de Buñol, la Fiesta de la Vendimia de Requena, los Moros y Cristianos de Xixona y Villena, la entrada de toros y caballos de Segorbe, Les Alfàbegues de Bétera y els Bous a la Mar de Dénia, entre otras.

Una mención especial reciben las fiestas declaradas patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco, como la fiesta de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí y el Misteri de Elche. Este fue uno de los primeros bienes culturales inmateriales protegido en España en 1931, por lo que el decreto del Gobierno de la Segunda República se ha incorporado a la muestra.

Otra sección de la exposición se detiene en los festivales culturales, como el de música antigua y el FIB de Peñíscola, Sagunt a Escena y el Festival de Torrevieja.

BENIDORM: DE CIUDAD DE PESCADORES A CAPITAL TURÍSTICA

La transformación de Benidorm, capital turística de la Costa Blanca alicantina, se puede contemplar mediante las fotografías que muestran la evolución de cómo este pueblo de pescadores se convirtió en el enclave más conocido de España para los veraneantes.

La exposición 'El verano valenciano' ha sido organizada por la Biblioteca Valenciana con fondos propios y está patrocinada por la bodega Vinos de la Viña.