30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rambla que inspiró un parque

Bellísimo, desconocido y lleno de vida natural, el Parc de la Rambleta de València es un regalo para los sentidos.

Un espacio para descansar y una de las 
aves habituales en este parque. | M.A. MONTESINOS

Un espacio para descansar y una de las aves habituales en este parque. | M.A. MONTESINOS

"No escribas mucho sobre el parque, eh? Es nuestra pequeña joya ¡A ver si ahora va a venir todo el mundo!". Quien me expresa estas palabras, entre el temor y un evidente orgullo, es un veterano vecino del barrio de Sant Marcel·lí de València, un enclave nacido a mediados del siglo XX sobre la inmensa huerta que existía antes del nuevo cauce del Túria y la V-30. Una huerta milenaria forjada a base de campos, acequias, alquerías y una rambla que ha dado nombre a un centro cultural y a un parque de gran belleza pero desconocido para muchas personas: el Parc de la Rambleta.

El centro cultural con el que comparte nombre y espacio . | M.A.MONTESINOS

Situado entre el cementerio general de València y el barrio de Sant Marcel·lí, el Parc de la Rambleta es uno de los más pulmones verdes más bellos y ‘agrestes’ de la ciudad y recrea la fisonomía del que fuera uno de los principales drenajes de l’Horta Sud. Durante sus 140.000 metros cuadrados, el enclave ofrece un absoluto espacio de paz y armonía con la naturaleza donde el humano practica deporte, medita, conversa, pasea o, simplemente, respira en esta burbuja rebosante de fauna, flora y agua.

El enclave ofrece múltiples espacios de paseo y disfrute. | M.A.MONTESINOS

Su variada biodiversidad está formada por una pequeña fauna protagonizada por cochinillas de agua, murciélagos, polla d’aigua, cucs de terra, libélulas, ranas, musarañas, sargantanes, abejas, mariposas y un escandaloso grupo de golondrinas que logran imponer su voz - y no es fácil -, a la música del polideportivo público colindante. Además, el Parc de la Rambleta dispone de uno de los nueve palomares que integran la Xarxa de Colomers Ecològics de València. En lo que atañe a la flora, el lirio amarillo - propio de zonas de humedal- tiñe de amarillo grandes zonas del parque pero también hay chopos, pinos, carrascas, margallons, esbarzers, cardos, dientes de león, murta y un gran manto de nenúfares blancos. Un filtro verde reproduce una pequeña laguna litoral en el que viven pequeños animales que tienen difícil su supervivencia.

La rambla que inspiró un parque

Ideal para ir con niños tiene cuatro jardines conocidos - el jardín Pantalla, el de la Rambleta, el Mediterráneo y el Gran Palmeral -, una importante zona para realizar ejercicios y otra de juegos infantiles.

Compartir el artículo

stats