30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sendero de la cruz, puerta de La Serranía

Esta ruta circular de seis kilómetros y dificultad media-baja ofrece unas espectaculares vistas panorámicas de Losa del Obispo y la sierra

Vista del interior montañoso que da paso a la serranía desde el Pico de la Cruz, punto culminante de la ruta.  | M. V.

Vista del interior montañoso que da paso a la serranía desde el Pico de la Cruz, punto culminante de la ruta. | M. V.

La ruta del Sendero de la Cruz es una excelente oportunidad para descubrir una parte de la provincia de València desconocida en gran medida para buena parte de la población: la comarca de los Serranos. El trayecto, de gran atractivo, parte del municipio de Losa del Obispo, puerta de entrada a La Serranía valenciana, y ofrece vistas espectaculares de montañas e impresionantes parajes donde disfrutar de la Naturaleza con mayúsculas a apenas 50 km de la capital del Túria, una oportunidad única (y sencilla) de disfrutar de un día al aire libre en plena montaña.

La ruta consiste en un recorrido circular de 6 kilómetros y exigencia media-baja, aunque algunos puntos requieren de mayor esfuerzo debido al desnivel. No obstante, es apta para hacerla con niños si estos no son de muy corta edad. El recorrido ofrece gran belleza paisajística, así como diferentes elementos históricos. Y es que durante el itinerario se pueden observar, entre otros elementos, la cruz que da nombre al sendero, los restos de una antigua torre de telégrafo datada en 1875 y una vieja calera.

El trayecto parte del área recreativa de la Canaleta, un merendero provisto de varios paelleros y enclavado en plena montaña. El lugar está algo apartado de la población y es posible llegar a él en coche, aunque si se quiere hacer el paseo más largo, una opción es aparcar en el casco urbano de Losa del Obispo y tomar la carretera en dirección hacia la piscina. Una vez pasada la instalación deportiva, hay que seguir la carretera hasta el área recreativa. No hay pérdida. El problema tal vez sea el aparcamiento, puesto que no hay demasiado espacio para estacionar, pero con un poco de pericia y respeto por la naturaleza, todo es posible.

 Panorámica de Losa del Obispo
 y los llanos que preceden
 a la serranía, desde 
el Pico de la Cruz. |  M. V.

Panorámica de Losa del Obispo y los llanos que preceden a la serranía, desde el Pico de la Cruz. | M. V. POR Marga Vázquez

Una vez allí, la ruta del sendero de la Cruz está perfectamente indicada. El trayecto, que se desenvuelve entre la flora del bosque mediterráneo, lleva al paseante por una suave subida entre las laderas de la montaña que a ratos se torna escarpada y que le encamina hacia la cima de los Huertos, de 600 metros de altitud. Junto a ésta se encuentran las ruinas de una antigua torre de telégrafo y un mirador que permite disfrutar de una panorámica espectacular de la serranía. Unos metros más adelante, tras una pronunciada bajada, está el Pico de la Cruz y la cruz misma, un elemento de piedra enclavado en un risco que parece dominar sobre todo el territorio. La ruta continúa en suave y prolongado descenso (aunque aún quedan algunos repechos que afrontar) hasta el punto de partida.

Compartir el artículo

stats