Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parc Lineal: La reconversión es posible

El Parc Lineal de Benimàmet nace tras el soterramiento de la línea de tranvía que dividía a la población. Hoy es el centro neurálgico de la pedanía.

Explanada del Parque Lineal, donde los perros pueden socializar.

Explanada del Parque Lineal, donde los perros pueden socializar. A.S.

Hablar del Parc Lineal de Benimàmet es hablar de futuro. Seguramente, se trate de una obra paradigmática sobre hacia dónde van las ciudades y de dónde vienen: Benimàmet era una pedanía de València partida en dos por las vías del tranvía y hoy ese espacio es un gran parque con áreas destinadas a todos. Los más pequeños tienen tres parques; los mayores cuentan con una zona de petanca y de gimnasio. Los jóvenes tienen diversas zonas de socialización, como merenderos y espacios verdes, mientras que los perros cuentan con dos zonas de recreación. De ser una infraestructura hostil y violenta hacia el ciudadano a ser el centro neurálgico del barrio.

En la primera imagen, una mujer pasea por la antigua estación. Abajo, la gran explanada verde del inicio del parque y el recuerdo de las viejas vías. | G. CABALLERO/A. SORIA

En 2018 se inauguró el parque tras largos años de lucha vecinal. Primero, para soterrar las vías y después por construir el parque. Fue bajo el gobierno del Rialto y desde entonces, la vida en Benimàmet se ha transformado.

Al tratarse de un núcleo urbano que creció en la década de los 60, una de las grandes carencias que sufría era precisamente no tener zonas verdes y espacios para el disfrute al aire libre. Por eso, cualquier día de la semana no importa la hora -aunque especialmente por la tarde-, el kilómetro de longitud que abarca este parque está a rebosar de personas.

Parc Lineal de Benimàmet Germán Caballero

El primer tramo comienza junto a Burjassot y termina en la estación de Benimàmet. Allí, un gran parque junto a la alameda hace las delicias sobre todo de los dueños de perros, ya que existe una gran zona de esparcimiento para los animales bajo una gran pinada. Las pistas de baloncesto y los merenderos se convierten en zonas de reunión para los jóvenes.

Hacia el oeste, siguiendo el antiguo trazado de las vías, junto a la estación de Benimàmet todavía se pueden ver unas traviesas del antiguo recorrido y aquí comienza el segundo tramo que llega hasta la estación de Carolines. Aquí se encuentra el parque infantil más grande de los tres que nos encontramos en el recorrido. El gran arenero triunfa entre los más pequeños y las zonas ajardinadas sirven de campos de fútbol improvisado. Otro pipican, más pequeño, congrega a los perros que juegan entretenidos mientras sus dueños intercambian opiniones. Además, es aquí donde se encuentra otra de las instalaciones que más furor han causado en la pedanía: el anfiteatro donde se organizan conciertos y eventos varios y que mientras no hay nada programado, son los jóvenes los que lo llenan con diferentes actividades. Por último, desde Carolines a el área que colinda con Paterna existe otro parque infantil y una zona de máquinas de gimnasia para los más mayores.

Parc Lineal La reconversión es Posible

Parc Lineal La reconversión es Posible POR AMPARO SORIA

Además de un uso social, el proyecto también previó darle un carácter medioambiental con la plantación de árboles autóctonos como cipreses, plátanos y fresnos. Sin olvidar, eso sí, los eucaliptos que se erigen en el parque como grandes rascacielos verdes. En total son más de 500 árboles y 7.300 arbustos y plantas de flor, como tomillos, romeros y palmitos.

Compartir el artículo

stats