Los océanos son una de las principales reservas de biodiversidad del mundo. No obstante, constituyen el 71 % de la superficie terrestre.

La biodiversidad marina es fundamental para la salud del planeta y las presiones sobre los ecosistemas marinos amenazan gravemente el correcto funcionamiento del planeta.

En este sentido, las Naciones Unidas decidieron incluir la mejora de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina entre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Además, los océanos son una gran fuente de vida. En la actualidad, existen registros de más de 250.000 especies marinas conocidas y se estima que podrían haber muchas más por descubrir, pues las profundidades marinas todavía son un gran desconocido para los humanos.

Una experiencia única y exclusiva

València ofrece la posibilidad de descubrir los secretos de los océanos a través del acuario más grande de Europa. Ubicado dentro del complejo arquitectónico vanguardista de la Ciutat de les Arts i les Ciències, Oceanogràfic reproduce fielmente los ecosistemas marinos más importantes para formar todo un mar de sensaciones capaz de activar la imaginación de sus visitantes.

La experiencia Backstage Tour muestra todos los secretos del mayor acuario de Europa. ED

Este verano, el Oceanogràfic de Valencia propone una nueva experiencia única y exclusiva con la que conocer sus instalaciones entre bambalinas. La experiencia Backstage Tour es un viaje a las entrañas del acuario, donde descubrir su lado más salvaje.

Desde el pasado 1 de julio, Oceanogràfic empezó a mostrar a sus visitantes los rincones y estructuras que conforman el esqueleto del acuario más grande de Europa -con más de 100.000 m² y 44 millones de litros de agua salada-, a través de un recorrido de unos 75 minutos de duración en el que se da a conocer la estructura que sustenta el lugar en el que viven más de 15.000 animales repartidas entre más de 600 especies.

Durante el recorrido, los participantes visitarán escenarios como las salas de filtración y cuarentena, la cocina de peces o la zona técnica desde la que se cuida y alimenta a los tiburones. De este modo, se pretende ofrecer una visita más lúdica y didáctica. «Esperamos que sea una experiencia interactiva», expresó Mª Carmen Fuentes, coordinadora del Backstage Tour.

En el área de cuarentena, los visitantes podrán conocer de primera mano las crías de diferentes especies que están a la espera de incorporarse a los tanques de exhibición. Además, aprenderán cómo se filtra toda el agua que viene directamente del mar de manera diaria. En total, más de 960.000 litros que supervisar para asegurar la salud de los animales.

Vuelve a sentir el mar en Oceanogràfic València I. D. N.

Los amantes de las sensaciones fuertes también tienen su espacio en el Backstage Tour de Oceanogràfic, que ofrece la posibilidad de caminar por encima del túnel de tiburones, con decenas de escualos a sus pies. Al subir por la pasarela y tener a los tiburones nadando bajo los pies, se empatiza con estos animales, que se encuentran amenazados por las diversas acciones humanas -como el finning-, y se explica qué soluciones podemos aportar, desde el acuario y de manera individual. El mar está en nuestras manos.

El guía, que va dotado de un cinturón con numerosos artilugios, genera una visita dinámica e interactiva en la que explica conceptos de conservación y el papel esencial de los acuarios en la protección de los mares y de los animales que viven en ellos. Dientes de tiburón, bolas de posidonia, microplásticos… son algunos de los elementos que se podrán ver de primera mano para conseguir una visita más sensitiva, lúdica y didáctica. 

En la zona de Océanos, el personal ha proporcionado un equipo completo para entender la complejidad del trabajo diario de los buzos que trabajan en dicha instalación y que, seguro, despierta la curiosidad de los visitantes. 

Un verano cerca del mar

Por otro lado, el Oceanogràfic de València presentó recientemente el programa «Noches de verano 2021», en el cual se contemplan las novedades de cara a la temporada estival. «Hemos aportado nuestro esfuerzo para que el cliente se sienta satisfecho», declaró Eduardo Nogués, director general del Oceanogràfic.

El acuario ha creado una nueva presentación de delfines en las instalaciones de su delfinario que busca enseñar de una forma diferente y divertida. Según Nogués, esta exhibición permitirá al público aprender acerca de los delfines y sus hábitos, otras especies del Oceanogràfic y los proyectos de conservación que llevan a cabo. 

Este verano, el Oceanogràfic inaugura las cenas en el Lago Vivo. ED

Otra de las novedades para estos meses son las visitas privadas nocturnas, que se realizarán cuando el parque haya cerrado y serán guiadas. Las visitas tendrán lugar de lunes a domingo, entre las 20:15 y las 22:15, en grupos reducidos de 15 personas por noche.

Asimismo, el acuario ofrece la posibilidad de disfrutar los fines de semana de las cenas en el Lago Vivo, escenario que reproduce las condiciones de fauna y flora de l’Albufera. Estas tendrán lugar en la terraza del restaurante Océanos, con una visión global del Oceanogràfic.