El programa "Descobrint els nostres racons" de Levante TV ha visitado Orihuela. La localidad de la Vega Baja del Segura fue declarada Gran Ciudad en 2010 y cuenta con el mayor número de playas premiadas por kilómetro de toda la costa española.

Este municipio se encuentra situado en una privilegiada y colorida zona del sur de la provincia de Alicante. Cada rincón de su más de 384 km2 contiene tonalidades de tradición y modernidad. Es un lugar próspero en agricultura, en patrimonio artístico monumental y que alberga joyas de la arquitectura histórica mediterránea.

Por otro lado, Orihuela alberga muchos tesoros para descubrir por los turistas de todas las edades y que se reparten en siete tipos de productos. Estos comprenden desde el patrimonio histórico monumental, con su casco histórico declarado Conjunto Histórico Artístico en 1969; su patrimonio natural con su huerta, su Palmeral o sus norias; la oferta de sol y playa (16 kilómetros de costa, con 11 playas galardonadas), junto con dos puertos deportivos; el Golf, con un total de noventa hoyos repartidos en cinco campos; sus fiestas, declaradas de Interés Turístico Internacional como la Semana Santa y las de Interés Turístico Nacional como la Fiesta de la Reconquista y de Moros y Cristianos; su rica gastronomía con el arroz y costra, el arroz y verdura, el cocido con pelotas o los dulces conventuales; y, por supuesto, es tierra natal de su poeta más universal, Miguel Hernández.

Ximo Rovira y su equipo han recorrido sus calles, deteniéndose en lugares tan emblemáticos como la Puerta de Crevillente, de la Olma o de Elche (BIC), el único monumento de este tipo que existe y única puerta de entrada a la ciudad que queda en pie tras el derrumbe de las murallas por Felipe V.  También, la Casa Museo Miguel Hernández, adquirida por el Ayuntamiento en 1981 y restaurada posteriormente, gracias a la aportación económica de la Fundación del Banco Exterior de España y Banco de Alicante. En esta casa vivió el poeta oriolano Miguel Hernández Gilabert con sus padres y hermanos, se encuentra situada en el nº 73 de la popularmente conocida como Calle de Arriba de Orihuela. Sin olvidar tampoco la Catedral del Salvador y Santa María (BIC) y el Museo de la Muralla.

Los vinos Altos de Orihuela, característicos de la zona pertenecen a la bodega Mateo Wines. Además, no se puede abandonar la localidad alicantina sin visitar el hotel Palacio Tudemir, ubicado en pleno centro histórico de la ciudad.

Orihuela, es sin duda, un destino para disfrutar con los cinco sentidos y deleitarse con toda la oferta con la que cuenta, de gran variedad y con servicios certificados en su Compromiso por la Calidad Turística, pudiendo disfrutarla todo el año.