Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Higueruelas, donde la Guerra Civil llegó a su fin

Una casualidad ha destapado todo el legado de la Guerra Civil que queda en Higueruelas. El bisnieto de un sargento republicano impulsa la puesta en valor del refugio antiaéreo, las pinturas de los soldados en casas ocupadas y la creación de un centro de interpretación.

Otro de los dibujos en la pared, esta vez una camioneta transportando soldados. | S.C.

Casi 80 años después, todavía salen a la luz historias y anécdotas de la Guerra Civil Española. En Higueruelas, los trabajos se centran en poner en valor el patrimonio bélico, ya que esta municipio de La Serranía acogió a más de 300 militares entre oficiales y soldados, al ser la inmediata retaguardia de las líneas del frente que cubrían el sector Abejuela-Andilla. De hecho, parte de los 670 habitantes que tenía el municipio en 1938 contribuyeron a la construcción de las líneas defensivas XYZ y la línea Intermedia.

El refugio antiaéro cuenta con dos entra- das y se ha recuperado en marzo de 2021. | S.C.

Para acoger a los nuevos vecinos se ocuparon algunas de las casas. Estas viviendas también albergaron infraestructuras como la Sección Topográfrica, el Hospital Militar con equipo quirúrgico incluido, la sección de transmisiones y la sede del Estado Mayor. Entre estos servicios, se construyó un refugio antiaéreo que ha sido excavado en marzo de 2021 con el equipo arqueológico dirigido por Juanjo Ruiz, que tiene casi un kilómetro de recorrido por el subsuelo de la localidad y que fue construido en noviembre de 1938. Solo unos meses después, en Marzo de 1939, debido a la delicada situación del ejercito republicano, el Jefe del Estado Mayor republicano, Luís Sevilla Alonso, realizó la llamada definitiva al enemigo desde Higueruelas: rinde todas sus tropas del frente de Levante, permitiendo que el ejercito nacional llegue hasta Valencia.

Uno de los dibujos del sargento Rueda, 
donde se ve a un soldado realizando una
 llamada. |  S.C.

Uno de los dibujos del sargento Rueda, donde se ve a un soldado realizando una llamada. | S.C. POR AMPARO SORIA.

Un café destapó la historia local

El impulsor de toda esta puesta en valor y recopilación de datos es Sergio Cuenca, y el motivo que le ha llevado a embarcarse en esta aventura histórica -y también administrativa, ya que la Diputación y la Generalitat subvencionan las obras- fue una bonita casualidad. El sargento republicano José Rueda Casino combatió en el frente de Teruel-Levante y el Ebro. Mientras estuvo en Higueruelas no dudó en pintar las paredes de una de las casas que ocupó, retratando escenas cotidianas de los soldados. Rueda fue internado en un campo de concentración en Deusto y posteriormente se le puso en libertad. Más de 80 años después, cuando Sergio Cuenca vio las pinturas en esta casa en 2019, supo a primera vista de quién eran: de su bisabuelo.

«La dueña de la casa tomaba café conmigo aquí en Higueruelas y como sabía que coleccionaba cosas de la guerra civil y me gustaba mucho este periodo me invitó a ver las pinturas que tenía en su casa, en la zona de arriba. Al ver la firma me di cuenta que era de mi bisabuelo», relata Cuenca.

Ese vínculo familiar con el sargento Rueda le llevó a implicarse y darle un impulso al proyecto. Fue más allá, ya que según se ha previsto, en esta casa se construirá un centro interpretativo de la Guerra Civil en La Serranía, lugar emblemático de la contienda, con algunos objetos hallados en la excavación del refugio pero también con la colección personal de Cuenca, que ha recopilado uniformes, restos de armamento, cascos de combate, prensa y fotografías de época. La colaboración de los vecinos y vecinas será fundamental ya que aportarán objetos propios de la época.

Pinturas en casas de Higueruelas

Compartir el artículo

stats