En el término municipal de Moixent se halla la necrópolis del Corral de Saus, de los siglos V a III a. C. Se trata de un yacimiento ibérico con una extensión de más de 500 metros cuadrados, de alto valor patrimonial, descubierto en 1971 durante la realización de tareas agrícolas con tractor. Se encuentra a unos 8 kilómetros del núcleo urbano, cerca de la autovía A-35, en la partida de Les Ventes y a los pies del monte Castellaret de Baix, donde se asentó el poblado ibérico de Carmoxen.

Las excavaciones realizadas por la Diputació de València des del descubrimiento del yacimiento han permitido el hallazgo de múltiples tumbas cuadrangulares de grandes dimensiones, con paredes de piedra seca y encachado tumular, una gran tumba con tres gradas de sillares escuadrados, tumbas en hoyo protegido con piedras y tumbas en caja rectangular revocada.

MOIXENT MUCHO MÁS QUE EL «GUERRER»

En 2008, la Secció d’Estudis Arqueològics (SEAV) de la Diputació de València publicó un libro que recoge los restos arquitectónicos, piezas cerámicas y esculturales descubiertos en la Necrópolis. En 400 páginas, José Aparicio Pérez recoge, pieza a pieza, más de 150 elementos que integraban monumentos arquitectónicos y esculturas humanas y animales. Entre las figuras destacan las Dametes de Moixent, la cabeza y el cuerpo de la Sirena de Moixent, los restos de un león, las garras de varios animales carnívoros y el pico de un animal exótico, entre otros.

MOIXENT MUCHO MÁS QUE EL «GUERRER»

En cuanto a los restos arquitectónicos, se distinguen partes de capiteles, cornisas y otros materiales. Todas estas piezas, labradas en piedra caliza de tonalidad amarillenta y de textura fina y obtenidas en canteras locales, se destruyeron a finales del siglo V a.C. De entre los restos también sobresale un busto de ojos almendrados y sonrisa arcaica y un bloque con bajorrelieve de un jinete.

MOIXENT MUCHO MÁS QUE EL «GUERRER»

En noviembre de 2011, la Sección de Estudios Arqueológicos de la Diputació halló un horno industrial de cuatro metros de diámetro utilizado en su día para fabricar cal. La piedra para su construcción se extrajo de la ladera caliza de la montaña inmediata, donde también se ha localizado la cantera correspondiente. Finalmente, y en pro de su conservación y estudio, en octubre de 2018 el Consell declaró Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de zona arqueológica y paleontológica, el yacimiento Necrópolis del Corral de Saus.

un rico parimonio.