Redacción

Todo está cuidado al detalle para que los clientes se sientan en el paraíso

La Costa del Sol ofrece la mejor combinación posible para disfrutar al máximo del verano: playas, buena comida, deporte y fiestas. Situado en la zona más lujosa de Estepona se encuentra el Kempinski Hotel Bahía. Un resort espectacular donde poder descansar y olvidar todo el stress acumulado.

La característica principal de este hotel es el lujo. Todo está cuidado al detalle para que los clientes se sientan en el paraíso. Dispone 132 habitaciones y 15 suites con una cuidada decoración que envuelve al visitante combinando el embrujo del aire mediterráneo con la privacidad y la sofisticación.

Restaurantes y bares

El Kempinski Hotel Bahía tiene cuatro exclusivos restaurantes que harán las delicias de los paladares más exigentes. Dependiendo de los gustos o las apetencias de cada uno, y gracias a la creatividad culinaria del Chef, los visitantes podrán degustar los platos más exquisitos.

Está el restaurante ‘La Brisa’, donde podrás disfrutar la cocina mediterránea, y el ‘Almiral’, donde se ofrecen los mejores platos de la comida española. Pero si lo que buscas son sabores del mar y la tierra no debes dejar de ir a “La Cabaña del Mar”. Además, no hay nada mejor para empezar el día que hacer una visita a “El Mirador”, un restaurante de calidad con platos frescos y veraniegos.

Para completar la oferta de ocio el hotel ofrece los bares más exclusivos, donde poder disfrutar de la mejor música y los cócteles más deliciosos.

Relax

Para acabar por completo con el estrés y las tensiones está el Kempinski Spa, un oasis de serenidad donde poder relajarse al máximo. Disfruta de los mejores masajes y cuida tu cuerpo rodeado de lujo y tranquilidad.

Además de todo esto, el Kempinski Hotel Bahía ofrece innumerables alternativas de ocio, campos de golf y zonas exclusivas para los niños.