Rodrigo Guirao es uno de los rostros más conocidos en Argentina, su país natal, y a raíz de su participación en la serie Bienvenidos al Lolita, también en España. Pero lo cierto es que no solo ha enamorado a los espectadores con sus dotes de actor, sino también con su belleza. Sin embargo, ser guapo no siempre juega buenas pasadas.

El propio actor ha reconocido en la presentación de la película Solo Química que, aunque él no se considera demasiado guapo, su físico no siempre le ha ayudado a conseguir papeles, sino más bien al contrario. El argentino ha confesado que le pasó con una serie y que le costó mucho convencer al director para conseguir el papel.

Aun así, no cabe duda de que su atractivo es una de sus cualidades más destacadas, aunque Guirao ha tenido que trabajar y esforzarse mucho para labrarse una carrera como actor. Ha sido desde electricista hasta camarero y modelo para poder independizarse, ayudar a su familia económicamente y pagarse sus estudios de interpretación.

Aunque todavía no es muy conocido en España, es uno de los actores más aclamados en Argentina y en Italia. Además, Rodrigo reconoce que el hecho de no ser muy conocido le da un poco más de "libertad" y le permite centrarse más en sus proyectos. De hecho, confirma que le han ofrecido "otra cosa" en España, por lo que su estancia en nuestro país se alargará más de lo previsto.

Mientras prepara estos futuros proyectos, el argentino sigue inmeros en el rodaje de la película Solo Química de Alfonso Albacete, que ha presentado junto a otros actores que aparecen en la producción como Alejo Sauras y Ana Fernández.

El que revolucionó la televisión argentina con papeles como el de Nicolás en la exitosa serie Patito Feo, tampoco descuida su faceta como cantante. Pero no solo su guitarra es su alma gemela, y es que el actor ha confesado que ha encontrado a una persona especial y está muy feliz.

Así canta Rodrigo Guirao.