El formato de 'reality show', de origen británico, está considerado en Reino Unido como "maldito" dado que cuatro personas relacionadas con el espacio han fallecido de manera trágica en menos de dos años.

'La isla de las tentaciones' se ha convertido en el 'reality show' relevación en España. Si la primera edición ya batió récords de audiencia con el momento "¡Estefaníaaa!", Mediaset ha querido ser previsor y este verano ha grabado dos nuevas ediciones del popular programa en República Dominicana para evitar complicaciones por la pandemia del covid-109, por lo que aún tienen una temporada por estrenar. No obstante, Atresmedia se guarda un as sobre la manga y ya prepara un nuevo formato con el que competir con Telecinco.

Se trata de 'Love Island', un formato muy similar a 'La isla de las tentaciones' que se ha convertido en un fenómeno mundial que ya cuenta con versiones en Reino Unido, Australia, Alemania, Estados Unidos, Polonia, Finlandia y Francia. El programa de telerrealidad cuenta en su haber un premio BAFTA TV al mejor 'reality' en 2018 en Reino Unido, donde se ha convertido en un auténtico éxito tras captar una audiencia de más de cuatro millones de espectadores.

A pesar que de momento se desconocen las intenciones de la compañía, lo cierto es que Atresmedia se ha hecho con los derechos de 'Love Island', según informa El Confidencial Digital. Así que, por el momento, habrá que esperar para saber qué hará la corporación de medios de comunicación con el popular formato y en qué cadena se emitirá.

Diferencias con 'La isla de las tentaciones'

El formato británico cuenta con varias diferencias con 'La isla de las tentaciones' como que los participantes de 'Love Island' - entre 12 y 24 - están solteros dado que tienen que formar parejas y procurar pasar todo el concurso junto a alguien dado que quién se queda solo o sola, tiene que abandonar. Por tanto, pueden cambiar de pareja durante la grabación del programa pero nunca quedarse solos. Los ganadores se alzan con un premio final de 50.000 libras.

El recinto de grabación del programa está en Mallorca en vez de en República Dominicana y, de igual forma, se permite el uso de teléfonos para tener en contacto entre ellos. De esta forma potencian las estrategias y las relaciones secretas.

La "maldición" de 'Love Island'

El fallecimiento de cuatro personas relacionadas con 'Love Island', de la cadena británica ITV, ha alimentado una especie de "maldición" de la que se habla en Reino Unido. La muerte más sonada fue la de Caroline Flack, la presentadora del programa y que era toda una celebridad en su país. Este fallecimiento se suma al de la concursante Sophie Gradon en 2018, que se quitó la vida de forma repentina; y su novio Aaron Armstrong, que también se suicidó 20 días más tarde tras descubrir el cuerpo de su pareja. De igual forma, otro concursante del 'reality show', Mike Thalassitis, fue encontrado ahorcado en marzo de 2019 en un bosque de Londres.