Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantora

Paquirri

Paquirri

Cuentan que en la habitación secreta de Cantora, Isabel Pantoja guarda maletas con recuerdos de algunas personas que fueron importantes en su vida, como Encarna Sánchez. A esa estancia siempre cerrada se accede también por una puerta escondida en el armario del dormitorio de la cantante. Allí se encontrarían las pertenencias de Paquirri que se debían entregar a los hijos del torero, según el testamento, y que fueron robadas hace años, según la versión de la viuda. Las que quedan, porque en época de Julián Muñoz hicieron una pira en el patio de la finca con trajes, cuadros y fotografías.

En un «Almorzando con Mirta Legrand» de 1995, Isabel recordaba el momento en que conoció al torero: «Le miré, me miró y ahí supe que era mi persona». Estamos en «Sálvame», en el octavo episodio del nuevo serial de Telecinco: «Cantora, la herencia envenenada». El exchófer de la pareja Pantoja-Muñoz, un tal Foski, entra en directo desde Perú para confirmar que el exalcalde de Marbella tenía las llaves del escondite. Otra extrabajadora, Pepi, aporta más detalles. Ella, otro chófer y la hija del mayoral acuden al polígrafo del «Sábado Deluxe».

En el programa piloto, Kiko Rivera acusaba a su madre de tantas cosas que no caben en esta columna. Algo sucedió el 2 de agosto entre ambos. Sorprendente fue la llamada de la tonadillera al «Deluxe» en el que Kiko confesaba sus problemas de dinero y su depresión. La artista le decía que dejara de lloriquear, que muchos otros estaban muriendo en la pandemia.

Como estrella invitada en la «devastadora» entrevista de Kiko con Jorge J. Vázquez, Fran Rivera, emocionado: «Papá estaría muy orgulloso de ti». Las palabras del que fuera el «pequeño del alma» de Isabel Pantoja, gracias a José Luis Perales, han conseguido el reencuentro de los tres hermanos. Juntos se fueron a visitar a su primo compartiendo coche, sin mascarillas, sin ser precisamente convivientes, como todo el mundo sabe.

Día tras día, en «Socialité», en el programa de Ana Rosa, «Ya es mediodía», «Sálvame», el «Deluxe» y en los especiales de los viernes - con Teresa Rivera, la hermana de Paquirri, en el segundo capítulo- se están reviviendo todos los fantasmas de Cantora. Y no son pocos. Los de Vasile han encontrado carnaza para mejorar sus índices de audiencia, amenazado su liderazgo por el éxito en el prime time de su competencia directa. La Pantoja resultó mucho más lucrativa en términos de share en «Supervivientes» que en «Idol Kids». Parece que no renovará su contrato con Mediaset.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats