Anabel Pantoja está teniendo últimamente tardes muy difíciles en 'Sálvame Diario' ya que si hay un tema que sea protagonista es la guerra que hay abierta entre su primo e Isabel Pantoja. La sobrinísima tiene que hablar de aspectos que nunca se hubiese pensado y lo cierto es que todas las tardes sale tarifando con algún compañero porque no entienden la actitud que muestra ante las diversas informaciones que llegan al programa.

A todo ello hay que sumarle que Anabel tiene un dependencia de su teléfono móvil bestial y ya son muchas las ocasiones en las que la dirección del programa le ha llamado la atención por no escuchar los vídeos que se ponen para posteriormente comentarlos. Hoy, hemos vivido un momento histórico y es que Carlota Corredera le ha confiscado el móvil a la sobrinísima porque no atendía la temática del programa.

La presentadora le ha dado una urna para que metiese dentro su teléfono y ésta, en vez de pedir perdón al programa por ir a colaborar y no hacer ni caso a sus compañeros, se ha quejado como de costumbre y ha contestado: "Igual que me lo quiten a mí, que se lo quiten a mis compañeros cuando lo utilicen".

A pesar de esto, se ha emitido una llamada telefónica de María Patiño en la que habla con los redactores del programa sobre su compañera y la tacha de 'vaga e irresponsable'. Minutos más tarde, la presentadora de 'Socialité' ha explicado que esa llamada se produjo cuando se rompió el peroné y que sigue pensando lo mismo ya que afirma que no se prepara los argumentos necesarios para defender a su familia.

Te puede interesar:

"Es que llega un momento que siempre es lo mismo, me estáis juzgando desde que ha empezado todo, estoy cansada de que me llaméis vaga, no sabéis todo lo que yo tengo, yo vengo aquí con temas desagradables, la dirección de este programa me cita cuando hay temas de mi familia y no son temas agradables" ha confesado Anabel Pantoja tras escuchar las críticas de sus compañeros.

La sobrinísima ha asegurado que cuando va al programa es porque hay polémica en su familia, no para hablar de otros temas: "A mi me traen para hablar de los Pantoja no os hagáis los cínicos, estoy cansada de que se le de al público a entender que yo estoy aquí para comentar, no me equivoco". Y es que parece que la colaboradora de televisión está muy dolida con sus compañeros porque son muy críticos con ella. La prima de Kiko Rivera ha terminado su discurso asegurando que no se siente cómoda con ellos: "No me gusta mi trabajo".