Ancor no decepcionó a su legión de seguidores y ganó Maestros de la Costura. El maniquí de oro y los 50.000 euros del talent show de moda han ido a parar a las virtuosas manos de este valenciano que ha encandilado al público y lo más importante, a los tres jueces implacables del programa, con unos diseños exquisitos y una personalidad entrañable capaz de ganarse al respetable y triunfar en la cuarta edición de este concurso de diseño.

En una final de infarto en Maestros de la Costura en la que este vecino de l'Eliana tuvo que enfrentarse a otros pesos pesados de la edición (Gabriel, Lluís y Yelimar), Ancor siguió en su línea de trabajo haciendo de la perfección su máxima y de la exquisita elegancia, su marca personal.

Ya en la primera prueba de la final de Maestros de la Costura 4 Ancor destacó y se llevó el pase directo a la final por su réplica de un vestido de Pertegaz, una prueba que parecía pensada para él. El valenciano no falló a sus seguidores y presentó un vestido de los años 50. Los jueces elogiaron su calidad de costura -gustaron especialmente el escote y la cremallera-. "Ha sido precioso verte trabajar", le llegó a decir Palomo Spain.

Tras la primera decisión de los jueces llegó el tradicional vestido de novia, para la última prueba de eliminación previa a la gran final. Para su elaboración contaron con la ayuda de cuatro rostros muy conocidos: Rossy de Palma, que ayudó a Lluís; Lorena Castell, que apoyó a Yelimar; y Rappel que puso todo su empeño en sacar adelante el traje de Gabriel. Por si los ayudantes de taller no fuera suficiente aliciente a la prueba, cada uno de ellos tuvo que replicar el vestido de boda diseñado por uno de los jueces. En el reparto, a Lluís le tocó el reto de estar a la altura de un diseño de Palomo Spain, a Yelimar el de Lorenzo Caprile y a Gabriel el vestido de María Escoté.

Pese a las dificultades, todos los aprendices presentaron tres grandes trajes de boda, que llegaron a plató siendo desfilados por modelos profesionales. Gabriel recibió un aplauso del jurado por su actitud, pese a lo cual fue el primer descartado de la final. El jurado continuó por Yelimar, que fue juzgada por Caprile, autor del original y que valoró que el resultado era "increíble". Sin embargo, el segundo finalista de Maestros de la Costura 4 fue el catalán Lluís.

"La prueba final más bonita de Maestros de la Costura". Así la definió Caprile, justo antes de dar paso al duelo entre Ancor y Lluís y que terminaría con la victoria del valenciano. En el duelo final, les esperaba el diseño y ejecución de un vestido de gala inspirado en Valentino

En la prueba final el valenciano optó por un sorprendente vestido kilométrico donde le vimos arrastrar metros y metros de tela rosa que parecían una cola infinita. Por su parte, el catalán hizo un estilo más complejo pero tradicional en negro. La emoción duró hasta el último momento, cuando poco después de un gran y sincero abrazo entre ambos finalistas, pasó lo que gran parte de la audiencia deseaba: El valencianos Ancor Montaner fue proclamado Maestros de la Costura.

Ancor, el favorito del público

Este valenciano se convirtió casi desde el comienzo en el favorito del público. Toda una declaración de intenciones fue que la presentadora, Raquel Sánchez-Silva, se vistiera con una de sus creaciones: un conjunto de falda de tubo y top elaborado con un mantel y unas servilletas. Su expulsión en la cuarta gala (modelo de trap mediante) hizo que las redes sociales se revolvieran en contra de un giro de guion inesperado en el programa que descolocó a los telespectadores. Finalmente, todo quedó en un susto y Ancor volvió al taller de los aprendices, de donde nunca debió salir, vistos, además, los resultados.

En una entrevista publicada por Levante-EMV, Ancor confesaba que la experiencia en el programa de moda ha sido "una experiencia maravillosa", aunque eso sí, "dura y agotadora". Finalmente el esfuerzo ha valido claramente la pena y el nuevo flamante ganador de Maestros de la Costura se vuelve a València con el codiciado maniquí de oro y el reconocimiento de toda la audiencia.

Quién es Ancor

Este joven se reveló casi desde del principio como uno de los favoritos de esta edición. No en vano, su primera creación, un vestido blanco de piqué, fue la que ganó el primer puesto en la prueba inicial en la que se les pedía una prenda libre y que representara a cada uno de los concursantes. Esto le llevó a capitanear la prueba de exteriores.

Te puede interesar:

Este licenciado en Bellas Artes y profesor de pintura está casado y tiene un hijo de 18 meses. Su musa es, precisamente, su mujer, para la que diseña y cose todas sus prendas, aprovechando su figura de "reloj de arena".

Imagen de Ancor en Maestros de la Costura