El equipo de casting de 'First Dates' reunió en a dos comensales con estilos de vida muy distintos. Mientras que Mauricio se presentaba en el dating show como un aventurero nato y un apasionado del océano, Carmen demostraba tener un perfil mucho más tranquilo por circunstancias de la vida: "Mi marido era una bellísima persona pero solo sabía trabajar, jamás cogía vacaciones".

Durante la velada, Mauricio no tardó en compartir con su cita más detalles sobre sus aficiones: "He querido viajar mucho, buscar aventuras". "Me he ido a la Antártida, a buscar oro a la Patagonia...", aseguró el mecánico de barcos. Unas experiencias que llamaron la atención de Carmen: "Tiene una vitalidad que me ha motivado. No sé si me atrevería, pero igual sí que lo haría".

Justo después fue ella quien desveló lo que le gusta hacer en su tiempo libre: "He dedicado mucho tiempo a trabajar, pero de hobbies me gusta viajar y leer". "¿Te gustan las aventuras, de las de dormir en un saco o estar en una tienda de campaña?", le preguntó Mauricio a la empresaria, que respondió con sinceridad: "Soy más comodona que todo eso, pero también me acomodo".

"No es salvaje, necesita un empujón. Pero eso se lo puedo dar", confesó el participante en unos totales a cámara. Unas diferencias sin importancia que no condicionaron la decisión final, ya que ambos decidieron seguir conociéndose. "Tendría una segunda cita. Y una tercera, una cuarta, una quinta... Iríamos a la playa y tomaríamos un vino", aseguró Mauricio.