La película de Netflix sobre Marilyn Monroe, 'Blonde', está causando sensación entre la audiencia. El film, basado en la novela de Joyce Carol Oates y que se estrenó el pasado 23 de septiembre, muestra de manera descarnada las múltiples facetas en las que la conocidísima actriz fue explotada: su madre enferma mental, su difícil ascenso en el cine, su exhibición como mito erótico, su papel de rubia tonta, las palizas de uno de sus maridos... y, entre tanta desgracia, el rayo de luz que Marilyn buscaba incesantemente y que nunca llegó: convertirse en madre.

En este sentido, 'Blonde', la película de Netflix revela uno de los momentos menos conocidos de la vida de la superestrella de Hollywood cuando aún no era tal: su paso por los Dioscuros y lo que podía haber salido de allí.

El hijo de Marilyn Monroe y Chaplin que no fue

Los Dioscuros era como se hacía llamar el dúo conformado por los hijos de dos de las estrellas más conocidas de la meca del cine: Cass Chaplin (Charles Chaplin Jr.) y Eddy G., hijo de Edward G. Robinson. Los Dioscuros, cuyo nombre procedía de los dos famosos héroes mellizos griegos Cástor y Pólux,, que se hacían llamar precisamente así, formaron un trío sexual y sentimental con Marilyn Monroe que se prolongó durante varios y que sólo se rompió cuando ella se quedó embarazada al tiempo que empezaba a subir su caché en la industria.

Marilyn Monroe sufri贸 varios abortos que marcaron su vida.

El aborto que sufrió entonces y su ascenso en Hollywood se conjugaron para separar un trío en el que Marilyn se sentía cómoda, satisfecha y reconocida. Pero no fue el único momento de su vida en el que la estrella podría haberse convertido en madre.

Marilyn Monroe vivió varios abortos, algunos involuntarios, que la llevaron a hundirse más en las drogas y el alcohol. De hecho, la película muestra cómo el último de ellos, el que experimentó cuando estaba casada con el dramaturgo Arthur Miller (con él tuvo otros dos abortos más aparte de los que había sufrido con otras parejas), la sumió en un vertiginoso descenso a los infiernos del que ya nunca pudo escapar.